La Cumbre CELAC-UE debió celebrarse en 2017 en El Salvador, el Grupo de Lima, liderado por el Perú, pidieron la postergación de dicho encuentro hasta que la situación política de Venezuela vuelva a la normalidad constitucional.

Una próxima cita relevante es la VIII Cumbre de las Américas, del 13 y 14 de abril en Lima. No obstante las protestas de los Congresistas peruanos, Jorge Arreaza, ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, ha confirmado que Nicolás Maduro, asistirá.

El asesoramiento cubano refuerza a Maduro, el  pueblo venezolano está viviendo situaciones inauditas, tanto los que se han quedado en Venezuela así como quienes son parte del desplazamiento humano a los países vecinos, convirtiéndose en vendedores ambulantes.

Por otro lado, Rex Tillerson, el Secretario de Estado de la EEUU acaba de concluir su gira Latinoamericana en el Perú, país con el cual tiene un vínculo especial, fue su primer destino internacional cuando hacia parte de una banda juvenil. En esta oportunidad, agradeció al Gobierno peruano por el “trabajo del Grupo de Lima, para abordar la destrucción terrible que existe en este momento en la democracia venezolana.” Si se ha confirmado la presencia de Maduro que casi nadie quiere que asista, la presencia de Trump, aún no ha sido confirmada, al parecer no está en agenda. Tillerson, refiriéndose a la presencia de Maduro señaló  “queda en manos del país anfitrión.”

En Estrasburgo, Maduro y Venezuela son motivo de debate y discusión en el Parlamento europeo. En la plenaria, la Alta Representante Federica Mogherini concluyó un debate donde los diferentes representantes políticos coincidieron que el problema era político, social y humanitario que requiere un resultado negociado, poner en la misma mesa gobierno y oposición sin dejar el contacto con la región.

La región es la más afectada y la que más puede influir, la dinámica interna política concierne a la comunidad internacional, además porque hay ciudadanos europeos residentes en Venezuela, por ello se debe encontrar una solución política negociada. En ese sentido, agregó, “Europa tiene interés en encontrar una solución negociado”.

Ante la posibilidad que pudiera verificarse “un resultado distinto” señaló que este “puede implicar muchos riesgos” por lo que se debe evitar el deterioro de la situación, pedir elecciones creíbles, liberar a todos los presos políticos, respetar los organismos elegidos, defender los  derechos humanos, aliviar el sufrimiento de la población, la huída de los venezolanos a otros países, una situación que puede desestabilizar a la región.

Por ello, ya sea tanto al gobierno de Venezuela así como a sus representantes venezolanos en Bruselas se les enviará “mensajes muy claros, como ha sido el caso ante la expulsión del Embajador español. La solidez europea en cuanto a visión y decisión es notable.”

Con la esperanza de “respaldar un resultado positivo y de alcanzar una solución posible” concluyó la plenaria del martes 6 de febrero en Estrasburgo.

Santo Domingo, donde negocia el Gobierno Maduro y la Oposición.
Compartir
Artículo anteriorAcuerdo UE-Chile avanza y con información a la Sociedad Civil
Artículo siguienteIl 10 aprile. “Roving Seminar on WIPO Services and Initiatives”.
Isabel Recavarren
Peruana. Jurista. Periodista. Abogada. Universidad Mayor de San Marcos. Master en Organismos Regionales e Internacionales de Desarrollo, Universidad de Piura. Master en Derecho y Economía de la Unión Europea-Universidad Statale di Milano. Doctor de Investigación en Derecho Internacional de la Economía-Universidad Luigi Bocconi. Fundadora: CEFIAL-UE y Panorámica Latinoamericana. Fundadora y Coordinadora del Foro Euro-Latinoamericano de la Mujer. Miembro de la Consulta Femenina Permanente del Consejo Pontificio de la Cultura del Vaticano. Lema: El conocimiento genera desarrollo. Las personas con conocimiento constituyen el mejor recurso de una Nación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here