La XIII Cumbre Presidencial de la Alianza del Pacífico, ha sido la oportunidad de reforzar las relaciones de la Alianza del Pacífico con el MERCOSUR, por ello,  los presidentes de la AdP, Chile, Colombia, México y Perú y los miembros del Mercosur, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay firmaron una Declaración Conjunta, que tiene como objetivo fortalecer los vínculos comerciales, económicos y sociales.

Ambos procesos de integración tienen un gran potencial de desarrollo y trabajo conjunto, representan el 79% de la población de la región, el 85% del Producto Interno Bruto, el 86% de las exportaciones y el 88% de la inversión extranjera directa que llega a esta parte del mundo.

El diálogo entre ambas áreas inició en el 2017, la Alianza del Pacífico y Mercosur iniciaron la búsqueda de acciones de cooperación para lograr un trabajo conjunto que ha dado lugar a la Declaración que suscribieron en esta ocasión, en Puerto Vallarta. De este modo, este acto, se convierte en un plan de acción con miras a suscribir un acuerdo comercial entre los dos bloques.

En esta hoja de ruta se profundizan y se identifican áreas de trabajo conjunto como eliminación de barreras no arancelarias, cooperación regulatoria, promoción comercial y pymes, facilitación del comercio de bienes y servicios, y turismo. Además, se establecen otras áreas para el intercambio de experiencias como agenda digital, comercio inclusivo, género, movilidad académica, cultura y movilidad de personas.

Dentro de este plan se contempla también un seguimiento periódico para verificar el estado de avance del Plan de Acción.

Fue también la ocasión para que el proceso de integración MERCOSUR y Singapur anunciaron formalmente el inicio de negociaciones comerciales. La delegación del Uruguay, que ejerce la Presidencia Pro Témpore del bloque, fue presidida por el Subsecretario de Relaciones Exteriores, Embajador Ariel Bergamino.

El lanzamiento de las negociaciones se produce tras la conclusión exitosa de un diálogo exploratorio entre los países del MERCOSUR y Singapur, que tuvo como resultado la elaboración en forma conjunta de un documento donde se establecen los términos de referencia para la conducción de las negociaciones.

La primera ronda de negociaciones comerciales entre MERCOSUR y Singapur se llevará a cabo durante el segundo semestre de 2018.

El lanzamiento de negociaciones con Singapur se produce en un contexto de gran dinamismo de la agenda externa del MERCOSUR, caracterizada por su amplitud y la relevancia de sus contrapartes. Cabe resaltar que a la fecha, MERCOSUR se encuentra negociando activamente con la Unión Europea, Canadá, EFTA, la República de Corea y a partir de hoy, con Singapur.

Singapur es un referente del libre comercio con una amplia experiencia en negociaciones comerciales, contando con más de veinte acuerdos comerciales de amplio alcance en vigor. Se destaca por tener una estructura arancelaria que no aplica gravámenes a casi la totalidad del universo de bienes y con escasas excepciones. Es asimismo un socio relevante para el comercio de servicios internacionales.

El principal atractivo para la negociación con Singapur se encuentra en el abordaje de las disciplinas que pueden obstaculizar el comercio pese a su apertura arancelaria. Asimismo, se trata de un socio con una situación geográfica privilegiada.

Singapur se convierte en el primer país miembro de la ASEAN que inicia negociaciones comerciales con el  que MERCOSUR, el monto alcanzado el año pasado ascendió a los 3,5 mil millones de dólares

Fue la oportunidad para que suscribiera el Protocolo de Comercio de Servicios entre MERCOSUR y Colombia. El acuerdo es el primer Protocolo Adicional al Acuerdo de Complementación Económica de la ALADI N° 72, suscrito por MERCOSUR y Colombia el año pasado.

Como señala la Cancillería Uruguaya, la importancia de este instrumento radica en la inclusión de sectores de real interés exportador para nuestro país que ofrecerán más oportunidades de negocios a las empresas y a los profesionales uruguayos. De esta forma, además, el Protocolo ayudará a disminuir la concentración de las exportaciones uruguayas de bienes a Colombia, posibilitando el desarrollo del sector servicios, especialmente en áreas en las que Uruguay es competitivo y cuenta con potencial exportador.

Mediante este instrumento el MERCOSUR estará cumpliendo con la meta de profundizar relaciones comerciales con los países miembros de ALADI y de estimular el comercio regional de servicios, proceso que comenzó con la suscripción del Protocolo sobre Comercio de Servicios MERCOSUR – Chile, que se encuentra en vigor desde el 2012. Implica, asimismo, un paso más hacia el acercamiento del bloque con Colombia, país miembro de la Alianza del Pacífico.

Este Acuerdo otorga trato preferencial al comercio de servicios, negociado bajo la misma metodología del Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios de la Organización Mundial del Comercio (GATS).

Fuente y Fotos: Cancillería de Colombia, Cancilleria de Uruguay

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here