Cuando se percibe “olor de mafia”

0
173

La lucha italiana contra el “crimen organizado” tiene décadas que bordean los 50 años, cuando la mafia de Calabria llega a la Región Lombardia. Los avances mafioso recibieron respuestas legislativas aunque para ser tipificada como “grupo criminal” tuvo que esperar hasta el 2010 cuando se reconoció que la Camorra y la N’draghetta eran dos organizaciones criminales mafiosas. El modelo italiano de combatir el crimen organizado se exporta en el extranjero, un último país que ha demostrado interés es Albania.

Bajo la síntesis “seguir la ruta del dinero” dieron origen al método de la “investigación coordinada”, esto gracias a dos Magistrados que fueron asesinados por el crimen organizado Falcone y Borsellino, quienes entendieron la importancia de la investigación coordinada, inicialmente se enfrentaba el fenómeno mafiosos con “cinco patrullas y, eso no podía ser, porque los límites nacionales han sido superados, la idea de trabajar con Magistrados en pool ha permitido los Maxi-procesos de “Cosa Nostra”, nos hizo entender la importancia de  la vision de conjunto”, nos explica Piergiorgio Samaja, Jefe del Centro Operativo de Milán de la Dirección Investigativa Antimafia (DIA).

La criminalidad organizada se caracteriza por estar compuesta por miembros unidos por vínculos de sangre, su composición es jerárquica. En la Región Lombardia, las familias mafiosas se encuentran en la segunda y tercera generación, los hijos han estudiado, se han insertado en el tejido social. Si el enriquecimiento inicial estaba basado en los raptos, en las extorsiones, en delitos que dejaban “huella”, ahora su negocio principal es el “trafico de drogas”, donde “no es necesario eliminar el adversario sino corromperlo, estar en contacto con profesionales del “área gris”, el área sensible compuesta por funcionarios de la administración publica quienes de manera consciente hacen crecer el poder de los n’drangretistas porque hay una giro de profesionales que trabajan para ellos. Si un profesional tiene moral rechaza la propuesta sino te conviertes y complaces. Ahora, está aumentando la corrupción, el reciclaje del dinero, los delitos fiscales, el nivel moral se ha bajado, bajo la frase “negocios son negocios”.

Otra modalidad, integrar sociedades pequeñas en posición minoritaria “la criminalidad debe hacer valer sus recursos, si el dinero que obtengo de las drogas no entran en el sistema legal no puedo hacer nada, no es posible ir con 200 mil euros en efectivo y comprar un auto de lujo, un apartamento, no lo puedes hacer. Entran en una sociedad, la utilizan para limpiar el dinero “por eso me doy una apariencia de empresario””, de rapto de personas han evolucionado a empresarios que no tiene necesidad de buscar notarios, abogados, pues hacen parte de su giro social, “una forma de criminalidad difícil de combatir”. Una vida social abierta con capitales y una sociedad oculta, así vive la criminalidad organizada.

La visión de la mafia es amplia, muy amplia, por ello podemos encontrar vinculaciones estrechas entre “mafia y terrorismo”, como es el caso del terrorismo internacional donde las fuentes de financiamiento puede tener una forma de colaboración, “la intención es siempre reciclar el dinero, no existe una comisión”. Sin embargo, el fenómeno mafioso no es exclusivo de Italia, se encuentra en Rusia, en el Extremo Oriente, en territorios definidos que se respetan.  

Suiza, es una meta ambicionada, la buscan como residencia porque son menos observados, se mimetizan. La transparencia bancaria en Suiza está contrastando la actividad mafiosa. La posición geografica de este país lo convierte en “cruce de caminos” entre Alemania, Italia, y otros países europeos.

La pandemia ha representado una gran posibilidad para la actividad mafiosa, así como el comercio de productos petrolíferos de contrabando. Por ello la normativa europea ha contrarrestado el avance de estos tráficos ilícitos precisamente delimitando el territorio pero con amplia visión. La acción de la policía europea, denominada EUROPOL, las Fiscalías europeas, los Magistrados que hablan entre ellos, han delimitado el territorio con amplia visión. Incluso desde la cárcel los mafiosos siguen dirigiendo operaciones. La respuesta es la confiscación del dinero y de las propiedades, la riqueza acumulada, con disposiciones legales. La confiscación en el extranjero, tiene otros instrumentos legislativos. Las confiscaciones detiene su actuar dentro la cárcel porque el mafioso ve el detrimento económico de su familia.

En todos los grandes eventos está presente el crimen organizado, es el caso del EXPO de Milán, donde la DIA dirigida por Piergiorgio Samaja actuó de forma preventiva, analizando a cada empresa que se presentaba, una “cabina de control” que revisó todas las licitaciones y sus postulantes, muchos fueron bloqueados en “olor de mafia” otros pocos pasaron, para descubrirse con posterioridad estar en “olor de mafia”. Esta situación presentó algunos inconvenientes por la dificultad de recuperar el dinero. Ahora, se está evaluando otro tipo de legislación que acelere el control y que el dinero del Estado sea entregado con posterioridad.

Los mafiosos son pocos pero impiden la vida sana de la sociedad, son como dos revoltosos o matones que pueden paralizar a 25 personas quienes viven tranquilamente, por ello “las fuerzas del orden deben paralizarlos”, señaló Samaja.

Otro problema, es la asimetría entre países y el trafico de estupefacientes. Nuevamente se hace presente la amplia visión, la ruta de la droga es entre Sudamérica y Europa, si un puerto al cual llega el cargamento tiene algún obstáculo o se decomisa, no es un problema, se va a otro puerto y si de secuestro se habla, esto significa “15% de la carga, es parte del riesgo, en un negocio que es increíblemente rentable”.  

La colaboración entre países es indispensable, resaltó la colaboración entre Italia – España, donde hay una “cabina intergubernamental”.