🇮🇹 🇵🇪 Adios Gran Bretaña, adios Nigel Farage

0

En marzo de hace un año, la Reina Isabel autorizó el inicio del procedimiento previsto en el articulo 50 del Tratado de la Unión “todo Estado miembro podrá decidir retirarse de la Unión de conformidad con sus propios requisitos constitucionales”. En ese entonces, era primera ministra Theresa May.

Han pasado tres años y medio de una telenovela, de las mejores, que ha vivido Europa, desde cuando, el 23 de junio 2016, se decidió la Brexit, el Reino Unido sale de la Unión europea, por la decisión del 72% sobre 46’501,241 de electores británicos. El Dejar ganó con el 51,9% al Quedar recibió el 48,1%. En Inglaterra, Quedar recibió el 53,4%; en Gales el 52,5% el resultado fue diferente en Escocia y en Irlanda del Norte.

Se culpa a Cameron, ya retirado de la vida política, haber convocado un Referéndum por cálculos personales. Camerun, es responsable de haber desatado los demonios del pensamiento isleño inglés.

Farage es su mejor exponente, nacido el 3 de abril de 1964 en el sur de Londres, instruido en escuela privada, quien pudo haber optado por cualquier trabajo importante en la City de Londres, se dedicó a la política aunque nunca logró ser elegido en el Parlamento inglés, no obstante sus siete intentos. Desde 1999 hizo parte de la delegación en el Parlamento europeo. El objetivo de su vida fue y seguirá siendo “denigrar la Unión europea”. En 1992, ante la firma del Tratado de Maastricht, en protesta cerró la puerta del Partido Conservador. En el ’93 participó en la fundación del UKIP – United Kingdom Independence Party.

Cómo vemos en el video, es histriónico, agitado, virulento, buen orador, incisivo, acusado de ser racista, ha criticado desde siempre a los “burócratas no elegidos de Bruselas”, en una sesión en Estrasburgo cuestionó al Presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy: “Sin querer ser grosero, ¿quién eres? Tienes el carisma de un trapeador mojado” poniendo en discusión la designación de los altos cargos comunitarios.

La presión de UKIP fue un determinante en la decisión de Cameron de convocar el referéndum cuando en el 2013 prometió  “celebrar un referéndum si era reelegido en 2015”.

Farage, contó con los errores de otros, con su populismo que “gana cada vez más polularidad” influyó en Francia, Holanda, Italia. En el 2014 gana en contemporánea con el Frente Nacional francés las elecciones europeas, una victoria que le valió el reconocimiento del Times en su portada como el “británico del año 2014”.

El miércoles 29 de enero 2020, en Bruselas, Nigel Farage, el arquitecto jefe del Brexit, participó en su última sesión en el Parlamento europeo, está radiante, se siente omnipotente. El 31 de enero su proyecto cobraría vida, el divorcio se hizo realidad. Lo documenta el video de portada dónde señala, con mucha fuerza y convicción en sus cuatro minutos asignados, “un experimento que ha durado 47 años, mis padres adhirieron a un mercado único no a una unión política, a himnos, presidentes, ahora quieren un ejercito…..  he realizado 20 años de campaña contra este proyecto…… Boris ha tenido coraje en estos últimos meses”, dirigiéndose a la presidenta de la Comisión Von der Leyen le dijo “Boris nos ha asegurado que no habrá level playing field, le deseo suerte en las negociaciones”. Refiriéndose a las condiciones de negociación.

Prosiguió “a las 11 de este viernes 31 de enero 2020, ¿qué sucederá? es un punto de no regreso, no regresaremos nunca más, esto debería ser el ápice de mis ambiciones políticas, al inicio se reían de mí, desde 2016 han parado de reír”. 

“…….en el 2015 he visto la Constitución que ha sido elaborada por Gicard D’Estaigne que fue rechazada por los franceses, también fue rechazada por los holandeses,  sin embargo, la hicieron pasar como el Tratado de Lisboa……hemos demostrado que los británicos  somos muy grandes para ser víctimas de intimidación……..quiero que la Brexit abra un debate en toda Europa…….. nosotros no necesitamos de una Comisión europea, ni de una Corte ni de esos poderes. Les aseguro, nosotros adoramos Europa pero odiamos a la Union europea”

Concluyendo agregó  “…espero que esto sea el inicio del final de este proyecto que no es democrático es anti-democrático, otorga poderes  a las personas sin que den cuenta a sus electores, es una estructura inaceptable.  Basta con la Corte de Justicia europea, basta con la política de pesca común, basta con el mainstreaming, basta intimidación. ¿Qué hay mejor?”

Él y los miembros de la delegación se retiraron agitando las banderas inglesas.

¿Quién es Nigel Farage? En sus veintes, estuvo cerca de la muerte, le amputaron una pierna después de ser atropellado por un automóvil fuera de un pub. Unos meses después, le diagnosticaron cáncer testicular. Se sanó y se casó con una enfermera, con quien tuvo dos hijos. Todavía tendrá dos hijas con su segunda esposa, la alemana Kirsten Mehr. Por tercera vez casi muere en 2010, en un accidente aéreo, cuando el anuncio publicitario tirado por un pequeño biplaza en el que estaba se enredó en la hélice. El accidente le costó algunas costillas fracturadas y un pulmón perforado, y todavía sufre de secuelas, como lo hace ver su andar ligeramente rígido.

En sus mensajes logra despertar los miedos atávicos ingleses, la enfermedad, la inmigración. Sin embargo, sus palabras no han caído en un saco roto, ha sido una voz de alerta en el proceso comunitario y en su inclinación al favorecer algunas lobbys o temas empresariales, concediendo menos atención a la ciudadanía.

No es un caso que se haya iniciado un proceso de consulta pública en toda la Unión europea sobre el “Futuro de la Europa”, elaborando en forma constructiva las ideas y los rechazos de la ciudadanía. Todo menos dar inicio al vaticinio Farage “el voto británico es el primer dominó en la Unión europea”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here