La CEI y el Agujero en el Espacio

0
141

La Comisión europea, presentó el 10 de abril, la primera imagen de un agujero negro, tomada por Event Horizon Telescope, una colaboración científica mundial en la que participan científicos financiados por la UE. Este importante descubrimiento aporta pruebas visuales de la existencia de agujeros negros y amplía las fronteras de la ciencia moderna.

Los agujeros negros son objetos cósmicos extremadamente comprimidos que contienen cantidades increíbles de masa en una región mínima. Su presencia afecta al entorno de forma extrema, deformando el espacio-tiempo e hipercalentando cualquier material que caiga en él. La imagen capturada muestra el agujero negro en el centro de Messier 87, una galaxia masiva de la constelación de Virgo. Este agujero negro se encuentra a 55 millones de años luz de la tierra y tiene una masa 6 500 millones de veces superior a la del Sol.

Para hacer posible la observación directa del entorno inmediato del agujero negro, el empeño de Event Horizon Telescope ha sido mejorar y conectar una red de ocho telescopios repartidos por todo el mundo que se encuentran el zonas escarpadas de gran altitud, como Sierra Nevada (España), volcanes de Hawai y México, montañas de Arizona, el desierto de Atacama (Chile) y la Antártida. Más de 200 investigadores de Europa, América y Asia Oriental participan en esta importante operación internacional.

El Consejo Europeo de Investigación de la UE ha financiado a científicos que participan en la colaboración EHT a través de los siguientes proyectos en el marco de Horizonte 2020 y el 7.º Programa Marco:

  • el proyecto BlackHoleCam, dotado con 14 millones de euros, tiene por objeto medir y comprender los agujeros negros y captar su imagen. Desde 2014, tres científicos y sus equipos llevan a cabo este proyecto de investigación de seis años de duración: los profesores Heino Falcke, de la Universidad Radboud de Nimega (presidente del Consejo de Ciencia del EHT); Michael Kramer, del Instituto Max Planck de Radioastronomía; y Luciano Rezzolla, de la Universidad Goethe de Frankfurt.
  • El proyecto RadioNet presta apoyo a un consorcio de 27 instituciones en Europa, Corea y Sudáfrica que tienen por objeto integrar infraestructuras de categoría mundial para la investigación en radioastronomía. Esto incluye los radiotelescopios, las redes de telescopios, los archivos de datos y la Red Europea de Interferometría de Muy Larga Base (EVN). El proyecto está coordinado por el Instituto Max Planck de Radioastronomía. En los últimos 15 años, la UE ha invertido 30,3 millones de euros en RadioNET.

El Consejo Europeo de Investigación, creado por la UE en 2007, es el principal organismo de financiación europea para la investigación puntera. Cada año, selecciona y financia a los mejores investigadores creativos de cualquier nacionalidad y edad para llevar a cabo proyectos en Europa. El CEI ofrece cuatro programas principales de subvenciones: StartingConsolidatorAdvanced y Synergy. Con su programa de subvenciones adicional Proof of Concept, el CEI ayuda a los beneficiarios a colmar la brecha entre su investigación pionera y las primeras fases de su comercialización.

Carlos Moedas, comisario de Investigación, Ciencia e Innovación, ha declarado: «La ficción a menudo inspira a la ciencia, y los agujeros negros han alimentado durante mucho tiempo nuestros sueños y nuestra curiosidad. Hoy, gracias a la contribución de científicos europeos, la existencia de los agujeros negros ha dejado de ser un concepto meramente teórico. Este increíble descubrimiento demuestra una vez más que trabajar en colaboración con socios de todo el mundo puede hacer que se consiga lo impensable y que se desplace el horizonte de nuestro conocimiento».

Jean-Pierre Bourguignon, presidente del Consejo Europeo de Investigación (CEI), añadió: «Doy la enhorabuena a los científicos de todo el mundo que han realizado este gran descubrimiento y han ampliado las fronteras de nuestro conocimiento. Me complace especialmente ver que científicos financiados por el Consejo Europeo de Investigación han contribuido de manera decisiva a este avance. El enfoque audaz de la UE al financiar esta investigación científica básica que cambia paradigmas conduce al éxito una vez más. También valida el objetivo del CEI de financiar investigación de alto riesgo y elevados beneficios».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here