Cuando China se unió a la OMC en 2001, acordó reformar y liberalizar partes importantes de su economía. Si bien China ha progresado, algunos problemas persisten:

  • una falta de transparencia
  • políticas industriales y medidas no arancelarias que discriminan a las empresas extranjeras
  • fuerte intervención del gobierno en la economía, lo que resulta en una posición dominante de las empresas estatales, acceso desigual a los subsidios y financiamiento barato
  • protección deficiente y aplicación de los derechos de propiedad intelectual

En 2016, la UE adoptó una nueva estrategia para que China establezca un mapa de las relaciones de la Unión Europea con China durante los próximos cinco años. La Estrategia promueve la reciprocidad, la igualdad de condiciones y la competencia leal en todas las áreas de cooperación.

La estrategia también incluye una agenda comercial con un fuerte enfoque en mejorar las oportunidades de acceso al mercado, incluidas las negociaciones sobre un Acuerdo global de inversión. También se ocupa del exceso de capacidad y hace un llamamiento a China para que se comprometa con la ambición a nivel multilateral.

La Unión Europea y China han mantenido, a fines de junio 2018, en Pekín su 7.º Diálogo de Alto Nivel UE-China sobre Economía y Comercio.

En los debates se han abordado diversas cuestiones estratégicas en el marco del tema general de «encauzar la globalización». Entre los temas tratados se encontraban la gobernanza económica mundial, el apoyo al sistema de comercio multilateral, diversas cuestiones de comercio e inversión —en particular las negociaciones sobre un acuerdo de inversión y sobre las indicaciones geográficas—, así como la economía digital, la cooperación en aspectos climáticos y medioambientales y la conectividad.

El Diálogo ha tenido lugar en el momento oportuno para preparar la próxima Cumbre UE-China, que tendrá lugar en la capital china. La reunión ha estado copresidida por el vicepresidente de la Comisión Jyrki Katainen y el viceprimer ministro del Consejo de Estado chino Liu He, responsable de las relaciones con la UE y los Estados Unidos.

Jyrki Katainen, vicepresidente de la Comisión y responsable de Fomento del Empleo, Crecimiento, Inversión y Competitividad, ha declarado: «Confío en que los intercambios que hemos mantenido con mi nuevo homólogo Liu He sean útiles para allanar el camino hacia el éxito de la Cumbre UE-China en el ámbito económico y comercial. Estoy especialmente satisfecho con los progresos realizados en nuestras negociaciones en materia de inversión y espero que en la Cumbre se produzca un cruce de ofertas.»

Ambas partes han acordado intercambiar ofertas de acceso a los mercados en la próxima Cumbre para dar un impulso político a un ambicioso acuerdo integral UE-China sobre inversión, en términos de liberalización y protección de las inversiones.

La UE y China han expresado conjuntamente su apoyo al sistema comercial multilateral basado en normas y centrado en la Organización Mundial del Comercio (OMC). La UE y China han acordado crear un grupo de trabajo para cooperar de manera concreta en la reforma de la OMC a fin de ayudarla a responder a los nuevos retos y desarrollar normas en ámbitos esenciales para la igualdad de condiciones a nivel mundial, como las subvenciones a la industria.

China ha reiterado su compromiso de adherirse al Acuerdo sobre Contratación Pública de la OMC (ACP). La UE ha pedido garantías a China de que negociaría su adhesión al ACP sobre la base de una oferta ambiciosa y completa.

El vicepresidente Katainen tiene el compromiso de Liu He de que se agilizará el trabajo para obtener un acuerdo sobre las indicaciones geográficas, de modo que sea posible hacer un anuncio en la Cumbre.

También ha instado a China a abordar el exceso de capacidad en sectores como el acero y el aluminio, y a evitarlo en otros ámbitos, incluidos los sectores de alta tecnología cubiertos por la Estrategia «Made in China 2025».

Tras los debates en el marco del Diálogo, ambas partes han quedado más cerca de una solución capaz de expandir el acceso al mercado de determinados productos cárnicos, como la carne de vacuno y las aves de corral. Ambos copresidentes han acordado colaborar estrechamente para hacer frente a sus prioridades respectivas en materia de obstáculos al acceso al mercado.

En la próxima Cumbre, la UE y China han indicado que estarían dispuestas a firmar un memorando de entendimiento sobre la economía circular, otro relativo a un régimen de comercio de emisiones y una asociación sobre los océanos, que incluye la pesca.

Por último, ambas partes han examinado la conectividad —haciendo balance de los progresos registrados en la plataforma de conectividad UE-China— y han intercambiado puntos de vista sobre la economía digital, incluido el modo de evitar que las respectivas normas de ciberseguridad creen obstáculos al acceso a los mercados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here