Perú más allá del COVID-19

0
244
Autora, Karen Eloa Dávila López
Médico Especialista en Radioterapia
Miembro del staff de Radioterapia del INEN

Ha pasado un poco más de 1 año desde la declaratoria del Estado de Emergencia Nacional en el Perú por el ex Presidente Martín Vizcarra debido a la rápida diseminación del nuevo coronavirus (SARS-CoV2), desde entonces el país ha sido dirigido por 3 presidentes con un esquema de trabajo característico que para bien o mal han llevado al país a donde nos encontramos ahora, un país que intenta sobrevivir a una crisis nunca antes vista que involucra a todos los poderes de estado sin excepción y que lamentablemente afecta a los más vulnerables;  es así que el peruano promedio quien trabaja diariamente por sacar adelante a su familia a pesar de la crisis económica y sanitaria por la Covid-19 sigue esperando una luz al final del túnel.

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) al 30 de junio del 2020 el Perú bordea los 32 millones 625 mil 948 habitantes, con un 53% correspondiente a la población femenina, con una tasa de natalidad de 17,16 por mil habitantes.

Estamos a un paso de las elecciones presidenciales y congresales el 11 de abril con una lista de 20 candidatos al sillón presidencial y al evaluar las multiples encuestas que se publican en redes sociales ninguno supera el 25%, con un alto indice de indecisión entre los peruanos. ¿Será que no se sienten representados o ya no hay fe en la clase política? Todos los candidatos muestran sus mejores intenciones al ser entrevistados, con emocionantes propuestas y promesas en búsqueda de ser electos; hoy tenemos la oportunidad de elegir una vez más un presidente y congresistas al igual que cada 5 años, hoy hemos llegado a un declive social, político, económico y de salud sin precedentes en el país, que no es producto de la pandemia pero sí se ha visto expuesta a nivel nacional e internacional por este motivo, causado por las decisiones de los gobiernos anteriores y actuales; así que no es una elección cualquiera, nos toca elegir un candidato que no va a ser perfecto, eso es humanamente imposible, pero tiene la oportunidad, la misión y el reto de levantarnos del hoyo donde hemos caído o simplemente arrastrarnos a una crónica de muerte anunciada. Para esto hemos entrevistado a peruanos jóvenes de alrededor de 30 años para pedirles su opinión acerca de algunos puntos importantes.

Glauco Valdivieso

¿Cuál es su opinión respecto a la evolución de la sociedad en el ámbito político en las últimas tres décadas?, Glauco Valdiviezo, Médico Psiquiatra de profesión con 32 años nos responde lo siguiente: “Considero que la sociedad en la que vivimos actualmente tiende a olvidar en su mayoría los episodios más oscuros de nuestra historia política, en donde la corrupción en todas sus formas (administrativas, morales, éticas, sociales, etc.) se está convirtiendo en parte de nuestra identidad como país. En ausencia de reformas del sistema político, se favorece aún más la imposibilidad de acceder a derechos a los cuales parte de la población exige, pero no es suficiente cuando aún la gran parte de ciudadanos son manipulables con lo que la política temporalmente puede callar. Los políticos se encargan de buscar su beneficio dándole al pueblo lo que quiere, sin embargo este es el medio para llegar al poder. Seguiremos siendo parte del perjuicio una y otra vez mientras la corrupción siga presente desde los actos más cotidianos de nuestra vida hasta un sistema complejo de poderes que roba millones en nuestras narices junto a nuestra dignidad”.

Susy Quiñones

¿Cómo cree que las políticas de gobierno de las últimas tres décadas han influido en el incremento del comercio informalen el Perú?, ¿Cuáles son sus expectativas y percepciones para los siguientes años y cuáles deberían ser las características y prioridades del siguiente gobierno?, Susy Quiñones de 35 años, Contadora de profesión responde: “Para la primera pregunta, podría decir que las políticas de gobierno han influenciado en el incremento de informalidad en nuestro país, debido a la combinación de malos servicios públicos y un marco normativo que agobia a las empresas formales que desean hacer las cosas bien (ocasionando que los pequeños comerciantes no quieran formalizarse). La informalidad en el Perú muestra niveles alarmantes que han crecido desproporcionadamente principalmente a raíz de la pandemia del Covid-19 más aún con las medidas tomadas por el gobierno como las cuarentenas afectando a todo el sistema tributario y económico. Esta situación es motivo de preocupación ya que entra en un círculo vicioso sumado a la ineficiente asignación de recursos (sobretodo la mano de obra) y utilización de los servicios del estado, lo cual pone en riesgo las perspectivas de crecimiento de nuestro país. En mi opinión, el siguiente gobierno debería crear y fomentar nuevos mercados populares como espacios conjuntos que permiten organizar el comercio, minimizar costos a la familia peruana, buscando disminuir la informalidad y creando concientización de la importancia de promover la formalización de la pequeña y mediana empresa, también implantar en los centros de estudio esquemas de capacitación donde te enseñen competencias laborales para facilitar la incorporación de jóvenes a puestos formales y utilización de herramientas innovadoras de aprendizaje centradas en las tecnologías de la información y comunicación”.

Ingrid Tejada

Al preguntarle ¿Cuáles cree que son las principales barreras para iniciar actualmente y cómo influyen las políticas de gobierno para su puesta en obra? A Ingrid Tejada, Ingeniero Industrial, micro-empresaria, de 30 años nos dice “Las principales barreras iniciar de una empresa formal en el Peru son los costos a incurrir en la constitución de la misma debido a que las personas prefieren comprar más mercadería que va a retribuir a una ganancia inmediata que en gastar 600 soles como mínimo en tramite para la formalización. La segunda barrera es la licencia de funcionamiento está obligación debería estar más limitada a empresas que tienen contacto con el publico o trabajadores que laboren dentro del lugar, sin embargo si eres un emprendedor y que solo eres tú quien labora en su casa no debería ser un requisito. La tercera barrera que se tiene son los impuestos dependiendo el régimen escogido, para una persona que recién empieza es muy dificil que entienda que su ganancia debe ser compartida con sus trabajadores y encima pagarle al gobierno 28.5 % de impuestos por ganancia. Sin embargo si tus ventas o compras no superan los 8000 soles es recomendable iniciar con RUS donde mensualmente pagarían entre 20-50 soles.

Yuliana Alva

¿Cuál es su opinión acerca de la oferta de trabajo para los “millenials” en el Perú, a qué dificultades se enfrentan y que apoyo reciben para continuar sus estudios superiores y/o especializados? Yuliana Alva Zevallos, licenciada en Administración con especialización en Finanzas y actualmente con maestría MBA en curso. Nos responde, “En mi opinión, la oferta laboral para los llamados “millenials” en el Perú es cada vez más exigente. Hoy en día las empresas exigen profesionales con conocimientos extras, que se vean reflejados en cursos o capacitaciones fuera del ámbito universitario; sobretodo capacitaciones en nuevas tecnologías que complementen su formación académica. Se podría decir que el mercado se vuelve más exigente porque las nuevas generaciones, que pronto saldrán al mercado laboral, son aquellas que tienen al internet como herramienta primordial para diversas actividades cotidianas y crecieron junto a los grandes avances que ésta ha experimentado y los convierte laboralmente más actualizados a las nuevas tendencias. Esto no quiere decir que los millenials no cumplan con el adecuado perfil laboral sino que el mercado crece creando nuevas tendencias, como punto a favor esta generación “millenials” destaca frente a las generaciones recientes por tener habilidades blandas, como comprensión y empatía laboral, las cuales son muy valoradas. Esta evolución en el mercado actual se debe a los cambios agigantados que tiene la tecnología y las empresas exigen personal más capacitado en el ámbito de la informática como herramienta base, por lo que los profesionales deben mantenerse en actualización constante y el estado Peruano no cuenta con políticas de apoyo para fomentar la investigación o el desarrollo de carrera profesional, está es una gran problemática para el país ya que afecta al punto que la educación se convirtiere en un privilegio para los que puedan acceder a ella, debido a los altos costes, lo que conlleva a que muchos profesionales como es en el mio, busquen desarrollar su carrera profesional y/o cursar especialidades fuera del país con costes accesibles pero junto a los costes de vida, estos no dejan de ser elevados. Se podría pensar o concluir que la experiencia de estudio en universidades prestigiosas fuera del país compensan los costes, sin embargo estos  no dejan de seguir siendo un “privilegio” unicamente para los que pueden solventarlo.

Luego de estas respuestas entendemos porque Antonio Raimondi alguna vez dijo “El Perú es un mendigo sentado en un banco de oro”, una frase que hemos escuchado en más de una oportunidad, y es que es cierto, somos un país rico, con 3 regiones naturales exquisitas y maravillosas, pero a pesar de tanta riqueza natural tenemos tanta pobreza en las cabezas de gobierno, a diario se escuchan o leen nuevos destapes de corrupción, delincuencia y más, actos que contribuyen a prolongar el ambiente tóxico actual, pero el Perú es más que eso. El Perú es un país con mucho potencial, lamentablemente los gobernantes y políticos se han preocupado más en intereses personales que en sacar adelante el país que le entrego su confianza. 
Estamos muy próximos a una nueva elección y hoy los invito a pensar, a reflexionar, a actuar como fuente ovejuna para sacar adelante nuestro país, a elegir bien y analizar que tan reales y factibles son las propuestas de cada candidato y sus equipos de gobierno, porque como ciudadano me gustaría que un centro de salud tenga todos los implementos para salvar una vida o traer más vida al mundo, que un niño o adolescente pueda crecer teniendo una educación de calidad y un entorno seguro para desarrollarse porque quizás algún día se convertirá en el arquitecto de mi casa, en el médico que me atenderá o en el policía que me protegerá; pero nada de eso se realizará si continuamos ignorando la realidad que vivimos y seguimos dejando pasar el día a día y culpando a otros de nuestras falencias; porque las falencias las creamos o las aceptamos nosotros en la mínima acción de cada día. Estamos a tiempo de elegir una opción saludable, al ir a votar recordemos a nuestros verdaderos héroes nacionales, en esos personajes que aún creen que su país puede ganar un mundial, seamos esa hinchada peruana, la mejor del mundo.