Argentina y México, por una vacuna para Latinoamérica

0
156

El presidente de Argentina, Alberto Fernández visitó México para participar de una de las ceremonias de conmemoración de los 200 años de la independencia de ese país, a los que fue especialmente invitado por López Obrador.

En su habitual conferencia diaria del presidente Obrador, se sumó el presidente Fernández, lo hizo acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Exterior y Culto, Felipe Solá; el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi, y el embajador argentino en ese país, Carlos Tomada.

“Que México y Argentina estén unidos es un deber que tenemos. Que Argentina y México encaren un futuro común y que esto ayude a la América Latina es una obligación que tenemos. Desde el país más norteño de América Latina, hasta el país más austral de la América Latina tenemos que ser capaces de trazar un eje que una a todo el continente”, agregando “Alberto Fernández, el presidente de Argentina, es amigo nuestro y representante de un pueblo hermano fraterno como es el pueblo de Argentina”.

Más tarde participaron en el acto en conmemoración del aniversario de la muerte del ex presidente mexicano Francisco I. Madero.

El presidente Fernández agradeció al presidente AMLO, “por la generosidad de mí querido amigo el Presidente de México, Don Andrés Manuel López Obrador, alguien a quien respeto sinceramente por sus valores políticos y por el enorme esfuerzo que hace por recuperar un México que – al tiempo que a él le tocó asumir la Presidencia – estaba en situaciones difíciles.”

“Para los argentinos México no es cualquier país, es el país que albergó a las víctimas de la dictadura, entre otras cosas, así como albergó a muchos otros perseguidos en el mundo, les dio cobijo, les dio seguridad”, puntualizando “Cuando todavía no había asumido la Presidencia, con la complacencia de la OEA, en Bolivia ocurrió un golpe de Estado, y allí muchos bolivianos vieron peligrar sus vidas. Entre ellos nuestro querido amigo el ex presidente Evo Morales. Y yo no era Presidente de la Argentina y me costó mucho poder ayudarlo porque, además tenía un Gobierno en el país, que no tenía vocación de hacerlo. Y, entonces, llame a Marcelo Ebrard y le expliqué, y Marcelo inmediatamente le planteó el problema al Presidente e inmediatamente dispusieron de un avión que rescatara a Evo Morales de las garras de sus asesinos. Y si Evo hoy está vivo es – en gran medida – por lo que aquel día decidió el Presidente de México, Don Andrés Manuel López Obrador.

Con el deseo de ambos de trazar un eje que una a todo el continente, iniciarán con la producción de “una vacuna que los latinoamericanos necesitan para terminar con esta pandemia espantosa, y lo estamos haciendo. Ya el laboratorio argentino ha mandado 12 millones del principio activo para desarrollar la vacuna y a partir de abril, ese maravilloso laboratorio, que conocí ayer, con tecnología de última generación, vamos a poder hacer realidad ese objetivo que nos propusimos.”