Elecciones en Bolivia, tres hombres decididos en ser, uno de ellos, Presidente

0
95

Dentro de unas horas se conocerá los resultados de las elecciones presidenciales de Bolivia, elecciones que se truncaron hace un año por acciones fraudulentas que llevaron al candidato Evo Morales, en ese entonces presidente de la República Plurinacional de Bolivia, a huir del país.

Huyó a México, es más el presidente López Obrador le mando un avión a recogerle, con las conocidas dificultades de atravesar territorio peruano, Evo Morales llegó a México via Paraguay ¿cuál es la estrecha relación de México, de su presidente AMLO, con Evo Morales? ahora sabemos, gracias a la investigación policial boliviana, que fueron cuatro los expertos mexicanos quienes maniobraron el conteo de los votos en un mecanismo de computación paralela. Ante el evidente fracaso, el avión llegó a Bolivia llevándoselo a México, no sólo a Morales en condición de asilado político, sino también a  ocho funcionarios, entre los cuales se encontraba el ex ministro de economía y actual candidato del MAS, Héctor Arce.

La relación de España con Bolivia también es estrecha, es tan estrecha cuanto fuertes han sido y son los financiamientos que le ha llegado al partido, hoy de Gobierno del Reino de España, Podemos. Casi dos millones de dólares han sido transferidos de Bolivia a la empresa Neurona Consulting, presidida por  el mexicano Cesar Hernández Paredes, testigo silencioso de esta relación economica. Esta es una pequeña parte de los intereses que predominan en esta elección presidencial, un vínculo internacional que el pueblo boliviano ha ido descubriendo muy a su pesar.

Catorce años de Evo Morales no son pocos, tampoco son pocos, cuando los resultados de esos años se traducen en carencia de hospitales, de  escuelas, con un analfabetismo no debelado, resultados que surgen a la vista de todos y contrastan con el boyante negocio del narcotráfico, con la españolada de discutible honra que se ha enquistado en la vida económica y política boliviana.

Se espera que el MAS de Arce-Morales perderá, sin embargo, también la población está preparada para la “asonada”, que serían acciones amedrentadoras que van desde el recurso de fraude, gritado a los cuatro vientos, y la quema de ánforas.

Queda la posibilidad que gane el MAS, por la falta de alianza de parte de Comunidad Ciudadana de Meza con Creemos de Camacho.

De Meza se ha hablado bastante, del expresidente que no ha dejado un gran recuerdo en la población boliviana, se confía que los años lo hayan mejorado.

Luís Fernando Camacho con 41 años, tiene energía para regalar, quiere ser presidente, él solo, sin alianzas, aunque se rumorea un encuentro en vísperas de las elecciones con los hombres de Evo Morales, ¿otro co-gobierno?. Camacho fue quién, desde Santa Cruz llegó a La Paz pidiendo, con Biblia en mano, a Morales que deje el poder. Fue quien esperaba ser presidente después de su gesta heroica y de la huída de Morales de Bolivia, sin embargo, la Constitución de Bolivia no lo favoreció, a quien le correspondía la presidencia era a Janine Añez, así fue. Camacho le propuso a Añez, un co-gobierno, los suyos entraron a ocupar funciones relevantes, esos mismos fueron destituidos algunos meses después con cargos de corrupción.

Camacho en poco tiempo, ha acelerado su conocimiento de los altibajos de la naturaleza humana, pero la suya sigue manteniéndose tras el poder.

El voto en el exterior por ahora le da razón Creemos junto con Comunidad Ciudadana llevan la delantera.