¿Qué hacemos por las Mujeres y Niñas de Afganistán?

0
152

Al cumplirse un año desde que los gobernantes de facto de Afganistán decretaron que las niñas deberían ser excluidas de la escuela secundaria, el jefe de la ONU, António Guterres, instó a los talibanes a “dejarlas volver” sin demora.

En un fuerte llamamiento personal, el secretario general de la ONU tuiteó el domingo que los últimos 12 meses representaron “un año de conocimientos perdidos y oportunidades que nunca recuperarán”.

Haciéndose eco del llamado del Sr. Guterrres, la Misión de la ONU allí repitió su demanda de que se anule la prohibición de inmediato.

Markus Potzel, jefe interino de la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán (UNAMA), describió el aniversario el domingo como un acontecimiento “trágico, vergonzoso y completamente evitable”.

La continua exclusión de las niñas de las clases de la escuela secundaria “no tiene una justificación creíble y no tiene paralelo en ninguna parte del mundo”, dijo Potzel.

Una generación perdida
Agregó que la decisión, tomada poco después de que los combatientes talibanes invadieran rápidamente Kabul en agosto pasado, había sido “profundamente dañina para una generación de niñas y para el futuro de Afganistán”.

Cuando las escuelas secundarias de Afganistán reabrieron para los niños el 18 de septiembre del año pasado, los gobernantes talibanes recién instalados emitieron una orden para que las niñas de 12 a 18 años permanecieran en casa, lo que afectó a los grados siete a 12.

Se estima que a más de un millón de niñas se les ha prohibido asistir a clases de secundaria durante el último año, a pesar de la condena internacional y las promesas de las autoridades de que la situación se remediará.

La ventana de oportunidad se estrecha
“La ONU hace un nuevo llamado a los talibanes para que reviertan la serie de medidas que han introducido para restringir el disfrute de las mujeres y niñas afganas de sus derechos y libertades básicos”, dijo el Sr. Potzel, quien también es Representante Especial Adjunto del Secretario General de la ONU para Afganistán.

“La ventana de oportunidad puede estar reduciéndose, pero los instamos a tomar medidas concretas, como permitir activamente que las niñas regresen a la escuela secundaria, que puedan levantar a Afganistán y dar esperanza a su gente”.

El experto afgano y diplomático veterano, que recientemente se desempeñó como embajador de Alemania en Afganistán, insistió en que los talibanes tenían la responsabilidad de “crear condiciones favorables para la paz, la inclusión, la seguridad, los derechos humanos y la recuperación económica”.

Y agregó que la comunidad internacional “sigue dispuesta” a apoyar a un gobierno que represente “a todo su pueblo y respete sus derechos”.