Agua en la UE: acceso y mejor calidad

0

La comisión de Medio Ambiente del PE aprueba nuevas reglas para lograr una gestión más eficiente de los recursos hídricos y reducir el consumo de plástico de las botellas de agua.

Directiva sobre el agua potable

La directiva europea sobre el agua potable fija los estándares mínimos de calidad del agua destina al consumo humano (para beber, cocinar o para el uso doméstico) y protege a los ciudadanos de la contaminación.

El 18 de febrero de 2020, la comisión de Medio Ambiente del PE aprobó un acuerdo provisional alcanzado entre el Parlamento y el Consejo en diciembre de 2019 para actualizar las reglas y aumentar la confianza de los consumidores y el uso del agua potable.

Infografía sobre el consumo de agua potable en la UE

La comisión de Medio Ambiente del PE aprueba nuevas reglas para lograr una gestión más eficiente de los recursos hídricos y reducir el consumo de plástico de las botellas de agua.

La mayoría de los europeos tienen acceso a agua potable de calidad. Según un estudio de la Agencia Europa de Medio Ambiente, las pruebas llevadas a cabo entre 2011 y 2013 confirmaron que más del 98,5% del agua potable cumple los estándares.

Directiva sobre el agua potable

Nuevas normas

La nueva legislación actualiza los estándares de calidad y establece requisitos mínimos de higiene para los materiales en contacto con el agua potable (como tuberías o grifos) para evitar la contaminación. Los disruptores endocrinos, los productos farmacéuticos y los microplásticos se controlarán a través de un mecanismo de lista de vigilancia que permitirá a la UE actualizar la vigilancia de acuerdo con los últimos avances científicos.

Según las nuevas normas, los países de la UE deben mejorar el acceso al agua limpia para todos los ciudadanos de la UE, especialmente para los grupos vulnerables con acceso limitado o nulo, como la instalación de fuentes de agua en espacios públicos. De manera voluntaria, también pueden optar por fomentar el suministro de agua del grifo de forma gratuita o por una tarifa baja en los restaurantes.

Impacto económico e medioambiental

Objetivos medioambientales

Deberá proporcionarse una mayor transparencia y acceso de los consumidores a la información sobre la calidad del agua potable.

Beber agua del grifo no solo es barato. Un mejor acceso al agua potable, según la Comisión, podría reducir el consumo de botellas de agua en un 17%. Esta medida ayudaría a los ciudadanos a ahorrar y beneficiaría el medio ambiente al reducir las emisiones de CO2 y el uso del plástico.

El éxito de iniciativa ciudadana “Right2Water”, que reunió más de 1,8 millones de firmas, muestra que los consumidores quieren que se garantice el suministro de agua potable segura para todos. También les preocupa la calidad del agua del grifo cuando viajan a otros países y piden recibir más información actualizada sobre su estado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here