29º Foro Regional ASEAN: Discurso del AR/VP Josep Borrell

0
115

Los lazos entre la ASEAN y la Unión Europea son extremadamente valiosos porque nuestras dos organizaciones regionales comparten fuertes aspiraciones. Tanto la ASEAN como la Unión Europea se fundaron para prevenir conflictos uniendo las economías y asegurando la estabilidad.

Me gustaría compartir la perspectiva de la Unión Europea sobre cuatro desafíos clave que amenazan la paz y la estabilidad en nuestras regiones:

Primero, la invasión rusa de Ucrania. Esta invasión militar injustificada y no provocada es hoy el mayor desafío para el orden internacional basado en normas y el derecho internacional. La invasión militar de un vecino más pequeño, el acaparamiento de sus tierras y recursos, y el asesinato selectivo de civiles son violaciones graves de la Carta de las Naciones Unidas y del derecho internacional humanitario. Esta guerra ha sido condenada por 141 miembros de la ONU.

Se vuelve difícil confiar en un gobierno que una semana antes de la guerra indicó a través de la voz de su ministro de Asuntos Exteriores, que ya no está, que Rusia no pretendía invadir Ucrania. Una de las justificaciones que utiliza Rusia es la existencia de una población de habla rusa. ¿Cree que la existencia de minorías en un país puede justificar la intervención militar de un vecino que comparte una historia común y destruir este país sistemáticamente? Ayer se alcanzó la cifra de diez millones de refugiados ucranianos.

La desinformación rusa afirma que son las sanciones que imponemos a Rusia las responsables de la inseguridad alimentaria mundial y el aumento de los precios de la energía. El señor Lavrov se ha referido a eso aquí hoy. Esto simplemente no es cierto. La compra, el transporte, el pago y la importación de productos agrícolas rusos están específicamente exentos de las sanciones. Además, el hecho de que estemos eliminando las importaciones energéticas rusas no significa que le estemos pidiendo a nadie más que haga lo mismo. La responsabilidad recae en las acciones de guerra de Rusia. Se ha impedido que más de 20 millones de toneladas de cereales salgan de los puertos de Ucrania. Ese es el hecho.

Rusia ha estado bloqueando una de las principales canastas de pan del mundo para exportar su grano hasta hace algunos días.

Espero firmemente que Rusia respete sus compromisos bajo el acuerdo negociado por la ONU y Turquía para permitir las exportaciones de granos del Mar Negro y deje de bombardear los puertos ucranianos como lo hizo en Odessa, solo unas horas después de haber firmado este acuerdo.

Este conflicto les concierne a la mayoría de ustedes tanto como nos concierne a nosotros. No es un conflicto entre Occidente y Rusia. Se trata de un conflicto entre un estado agresor que se aprovecha de su poderío militar y un país soberano e independiente del que Rusia ha reconocido la integridad de sus fronteras al firmar el Memorándum de Budapest de 1994.

En segundo lugar, el Mar de China Meridional. Observamos una mayor militarización y acciones desestabilizadoras. Esto amenaza la libertad de navegación y sobrevuelo y puede afectar la paz y la seguridad internacionales.

El derecho internacional y la seguridad marítima en esta región, como en cualquier otra área marítima, no deben ser socavados.

Las disputas deben resolverse por medios pacíficos y cumplir con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (UNCLOS). Deben excluirse la amenaza o el uso de la fuerza y ​​las acciones de provocación.

Por eso aliento y apoyo el progreso activo en el proceso liderado por la ASEAN hacia un Código de Conducta efectivo, sustantivo y legalmente vinculante para esta área marítima, respetuoso de los intereses de terceros.

Permítanme agregar que la UE tiene un claro interés en la preservación de la paz y el statu quo en el Estrecho de Taiwán.

Estamos muy preocupados por las acciones de China que disparó misiles balísticos sobrevolando Taiwán y varios de ellos aterrizaron en la Zona Económica Exclusiva de Japón.

Estos son desarrollos muy preocupantes que conducen a la desestabilización y la escalada del riesgo.

Nadie debe cambiar unilateralmente el statu quo por la fuerza en la región, y debemos resolver las diferencias entre ambos lados del Estrecho por medios pacíficos.

Por eso, la UE pide a todas las partes que mantengan la calma, ejerzan moderación, actúen con transparencia y mantengan abiertas las líneas de comunicación para evitar cualquier error de cálculo que pueda tener consecuencias trágicas.

Tercero, Birmania. Las ejecuciones de cuatro activistas en favor de la democracia son una señal impactante para el mundo del desprecio de la junta por la vida y los derechos de los ciudadanos de Myanmar y su deseo de libertad.

Estamos preocupados por la falta de progreso en la implementación del Consenso de cinco puntos de la ASEAN y estamos listos para apoyar a la ASEAN en sus esfuerzos renovados hacia una solución política pacífica e inclusiva.

Nuestras prioridades son poner fin a la violencia, reanudar un proceso de solución política y mejorar la prestación de asistencia humanitaria.

Y cuarto, el lanzamiento repetido de misiles balísticos por parte de la RPDC viola las Resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de la ONU. Esto también socava la paz y la seguridad regionales e internacionales.

Pyongyang debe detener sus acciones desestabilizadoras y reanudar el diálogo con socios clave. La RPDC debe adherirse a las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU, y debemos garantizar acciones bajo el mandato de la ONU para evitar el flujo de financiamiento, componentes o conocimientos que podrían respaldar el desarrollo ilegal de armas.

Para concluir, ASEAN es una de las organizaciones más importantes para ayudar a preservar la paz y la seguridad y la UE quiere ser su socio en este esfuerzo. Es de particular relevancia hoy que aprobemos las dos declaraciones sobre la paz, la estabilidad y la prosperidad y sobre la preservación de la zona libre de armas nucleares en el Sudeste Asiático.