EuroLatinoamericanas

0
S.A.R. María Teresa de Luxemburgo, con el libro del Foro Eurolat de la Mujer

Su Alteza Real María Teresa de Luxemburgo, participó en la inauguración de la Semana de las Pequeñas empresas dedicada a las Mujeres empresarias, ella explicó que  ella no es empresaria aunque si debe cuidar la organización de los eventos en la Casa Real que son la imagen de Luxemburgo.

S.A.R. María Teresa de Luxemburgo, con el libro del Foro Eurolat de la Mujer
S.A.R. María Teresa de Luxemburgo, con el libro del Foro Eurolat de la Mujer

Ella manifestó su amor y admiración por las mujeres, también aquellas mujeres donde su situación es muy difícil. Explicó “tuve la suerte de ser la embajadora de la UNESCO, y Federico Mayor me preguntó qué quería hacer. Le dije que desde que estudiaba quería romper el ciclo de la pobreza, recuerdo cuando mi profesor me aseguró que la pobreza en algunos países es endémica y me frustro pensar que la pobreza era una fatalidad y la oportunidad que me dio Federico Mayor fue una gran ocasión  Él me envió a Bangladesh a conocer Mohamed Yunus, lo encontré me enamoré de sus ideas y me llevó a visitar un pueblo en Dakka, cinco horas para llegar allí, estaba una mujer con un niño de 10 años, sumamente pobre, con el microcrédito ella construyó su casa, compró gallinas y vendía huevos. Fue mi primer encuentro me dio mucha alegría y para ella era yo el mejor evento de su vida, Volví díez años después, volví a ese mismo pueblo con el prof. Yunus, volví a encontrar a esa mujer, nos abrazamos, aparece este joven de 20 años con un ingles perfecto, este niño se había convertido en un joven quien me dice “le debo todo a mi madre y al prof. Yunus, gracias al microcrédito fui al colegio y ahora a la universidad, voy a ser piloto de avión. El prof. Yunus me dijo  “nunca hubiera soñado que un poquito de dinero habría solucionado la generación de niños que incluso están yendo a la universidad, algunos pensaban que podían ir a la primaria y aprender a leer. Debemos darnos cuenta que las mujeres son dignas de confianza, que debemos invertir en ellas, que son las mejores porque son más dignas de confianza que los hombres y el resultado debe alentarse y es un círculo virtuosos que ellas salgan de la pobreza, ellas conocen el valor de la educación y estimulan el valor de la educación“. En Dakar visite un grupo de mujeres que estaban trabajando en la micro finanzas, preparaban mermeladas y aprendieron a leer y escribir, el resultado fue que fueron a la escuela, escribían con lindas letras. Al final del día los hombres, quienes a menudo están sentados alrededor de un árbol conversando y fumando, fueron adonde estaban las mujeres y les dijeron “nosotros también queremos aprender a leer y escribir” eso fue un gran cambio.

Pensando en Luxemburgo, debemos dar pequeñas finanzas para empezar y alentar a las mujeres.

Concluyó, tres cosas son importantes: el fracaso del cual se aprende, la solidaridad entre mujeres y el coatching. Si vemos lo que sucede en las microempresas que financia el Banco del prof. Yunus, son cinco mujeres las que reciben el microcredito, si una fracasa las otras 4 intervienen y no entiendo por qué no podría transponerse esto en las PYMES. Otro ejemplo que existe en el mecanismos del Banco del prof.  Yunus en la cabeza del Banco los altos puestos están ocupados por mujeres. ¿Por qué, en los Bancos europeos,  en los niveles superiores, están sólo los hombres?.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here