El reciclaje y la gestión de los residuos plásticos

0
204

La producción mundial de plástico ha pasado del millón y medio de toneladas en 1950 a las 322 millones de toneladas en 2015. Este crecimiento va de la mano con el incremento de los residuos.

Para la Unión europea, reducir los desechos y aumentar la tasa de reciclaje es imprescindible.

Tratamiento de los residuos en Europa

En Europa, la recuperación energética es la medida más recurrente para deshacerse de los residuos de plástico, seguida por los vertederos. El 30% de los residuos plásticos se almacena para el reciclaje, aunque, la tasa de reciclaje varía según el país.

La mitad del plástico que se va a reciclar se trata en países fuera de la UE, debido a la falta de capacidad y tecnología o a los recursos financieros insuficientes.

A menudo gran parte de los residuos se enviaban a China para su reciclaje, pero el año pasado este país anunció la prohibición de la importación de los residuos, lo que ha obligado a la UE a encontrar  soluciones urgentes.

La baja proporción de reciclaje en la Unión Europea conlleva grandes pérdidas para la economía y para el medio ambiente. Se estima que el 95% del valor del material de embalaje de plástico se pierde en la economía tras un primer uso muy breve.

Cada año, la producción y la incineración de plástico emiten alrededor de 400 millones de toneladas de CO2 en el mundo, lo que se podría reducir con un mejor reciclaje.

Problemas con el reciclaje de plástico

Los principales problemas que complican el reciclaje de plástico son la calidad y el precio del producto reciclado, en comparación con su contrapartida virgen. Los procesadores de plástico requieren grandes cantidades de plástico reciclado, fabricados con especificaciones estrictamente controladas y a un precio competitivo.

Como los plásticos se adaptan y dependen de las necesidades estéticas o funcionales de cada fabricante, la diversidad de las materias primas complica el proceso del reciclaje, lo hace más costoso y afecta la calidad del producto final. En consecuencia, la demanda de plásticos reciclados representa sólo el 6% de la demanda de plásticos en Europa

Este septiembre, los eurodiputados respaldaron una propuesta que pide que todos residuos de embalajes plásticos se puedan reciclar en el 2020. Esto implica un mejor diseño que los haga apto para el reciclaje así como medidas para incentivar este proceso en el mercado:

  • Crear estándares de calidad para los plásticos secundarios
  • Mejorar la certificación para incrementar la confianza tanto de la industria como de los consumidores
  • Introducir normas obligatorias sobre el contenido mínimo de reciclado de determinados productos
  • Persuadir a los Estados miembros para que consideren rebajar el IVA de los productos reciclados.

El Parlamento Europeo también aprobó medidas para reducir la cantidad de residuos plásticos:

  • Prohibición de determinados plásticos de un solo uso
  • Restricción de las bolsas de plástico de usar y tirar en 2015
  • Además, en noviembre pidió a la Comisión Europea nuevas normas para reducir los microplásticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here