Los Pueblos que cantan son más felices.

0
82

Angela  Torres de  Fernández Dávila, autora del Método Musical: Un  Siglo de Vida luchando por  la Educación de los Niños del Mundo.

(…) música, en sus diversas facetas -metro, ritmo y rima-, es un momento tan vasto de la poesía que no es posible rechazarla sabiamente; sé bien que es un soporte de tan vital importancia que sería un necio quien declinara su ayuda. Con todo, no tengo intención de detenerme a subrayar su carácter absolutamente esencial. Es en la música, quizá, donde el alma alcanza de manera más íntima ese gran final por el que lucha al recibir la inspiración del sentimiento poético: la creación de belleza celeste. Puede ocurrir, de hecho, que en ocasiones se alcance realmente es final sublime. A menudo se nos hace sentir, con un estremecimiento de placer, que en un arpa terrenal se han pulsado notas que no pueden serles desconocidas a los ángeles. (Edgar Allan Poe, en El principio poético)

Ha cumplido  cien años  de vida la maestra Angela Torres de Fernández Dávila. Fue ella quien promovió el método del canto como herramienta esencial para la Educación  de los niños y de los pueblos. El método  adquirió mayor importancia  cuando en las últimas décadas del Siglo XX  y el presente, amplias regiones del Perú fueron  azotados por terremotos y diluvios, que desaparecieron poblaciones enteras. Las viviendas y los  pocos  colegios se convirtieron en lodo, arrastrados por la  furia de los crecientes deshielos de las cordilleras, sobre todo del Callejón  de  Huaylas, al Noreste de los Andes.

En ese difícil entorno apareció el Método Musical que ayudó a comprender el valor de los ambientes naturales para las  clases escolares. Los pueblos se dieron cuenta que la reconstrucción de aulas, era un negocio muy lucrativo que erosionaban los fondos del  Estado y que  terminar en empresas  internacionales y en políticos locales. Los padres de familia percibieron  que el mayor valor de la escuela radica en la capacidad del  maestro y no  los asombrosos presupuestos para ambientes físicos.

Angela Agripina Torres Azurza, autora Método Musical (1968) fue uno de los primeros trabajos por encargo que hizo discos Smith, destinados a tareas educativas (anteriormente “Vamos a Cantar”). Nacida en Huaylas, egresada de la Universidad de Trujillo, creó este método en los tiempos en que era Auxiliar de la Escuela de Niñas Nº 324 y luego de a la Escuela de Varones de Caraz Nº 339. 

El Ministerio de Educación la nombró asesora y para esta grabación contó con la participación de la soprano Margarita Ludeña Guerrero, con el piano de José Mazzini Armas. Ludeña, nacida en Piura, fue fundadora del Coro del Estado y actualmente se dedica a la docencia.

El método está dirigido a Transición (Primer Grado). El disco venía con un libro con las letras e instrucciones. Posteriormente, la autora escribió algunos dramas y  estudios sobre el desarrollo del lenguaje en el niño.

Este método consta de 50 temas, divididos en dos LPs, el primero con cuatro cantos de introducción y 21 cantos educativos y el segundo con 25. Más  cassettes, con el “Método Musical para lenguaje” y “Método Musical para el lenguaje del niño”, en los cuales  se escuchan cuatro cantos de introducción: El saludo, La tarea, Mi lápiz y Despedida, y posteriormente los cantos “La A”, “Tus manos”, “Mi Dios”. 

Profesoras y profesores comentaban que el hermoso método musical para enseñar con amor a nuestros niños, si esta maestra fuera de Finlandia sería una de las mejores del mundo porque así se enseña en ese hermoso país de la vieja Europa, sin apuros, respetando muchísimo la edad de los niños

Robertina Torres Huamán respondió a ese comentario: Tienen toda la razón, la Dra. Angela Torres, es una de las mejores del mundo, sobre todo en mi corazón, puesto tuve la oportunidad de asistir a una conferencia. Desde entonces la música , el canto con apoyo de los instrumentos musicales, son estrategias que me acompañan en mi labor como docente de educación especial.

La Unicef y Unesco destacan la importancia del aprendizaje temprano y forma parte integrante de la meta del Objetivo de Desarrollo Sostenible: Asegurar que de aquí a 2030 “todas las niñas y todos los niños tengan acceso a servicios de atención y desarrollo en la primera infancia y educación preescolar de calidad”.

Un elemento clave que hay que considerar es el del “aprendizaje a través del juego”, o “aprendizaje lúdico”, que resulta fundamental de cara a una pedagogía y educación de calidad en la primera infancia. Aprendizaje a través del juego, del canto de la música contribuye a crear personas que no dejan de aprender durante toda su vida y potencia el desarrollo general de los niños y niñas. 

Más de la Mitad de los Niños y Adolescentes en el Mundo No Está Aprendiendo. Miles de maestros ratifican que para una meta fundamental del Objetivo de Desarrollo Sostenible, requiere una educación primaria y secundaria que lleve a resultados de aprendizaje relevantes y efectivos. Más de 617 millones de niños y adolescentes no están alcanzando los niveles mínimos de competencia en lectura y matemáticas.

Seis de cada diez niños y adolescentes en el mundo no están aprendiendo Globalmente, seis de cada diez niños y adolescentes no están alcanzando los niveles mínimos de competencia en lectura y matemáticas.

En Asia Occidental y África del Norte, 57% – o 46 millones – de niños y adolescentes no alcanzarán los niveles mínimos de competencia en lectura, si la tendencia actual se mantiene. 

En América Latina y el Caribe, la tasa total de niños y adolescentes que no leen competentemente es 36%. La situación es más extrema para los adolescentes, con más de la mitad (53% o 19 millones), que no están en la capacidad de alcanzar niveles mínimos de competencia, para cuando debieran estar completando la escuela secundaria baja.

Millones de adolescentes están en la escuela, pero no aprenden los mínimos. Actualmente, no es posible proveer un recuento exhaustivo de la exposición a la educación de los adolescentes en edad de cursar la secundaria baja. 

En el país donde nació y creció  Angela Torres de Fernádez Dávila, la Educación sigue con dificultades  muy serias, como lo  dice  un reciente  informe dado a conocer en un congreso en Brasil  2019:

La educación peruana enfrenta desafíos de enorme magnitud. Debe,  en primer término, cumplir las asignaturas pendientes del siglo XX, tales como universalizar la alfabetización, la cobertura preescolar, básica y media; incorporar a las poblaciones indígenas al sistema escolar respetando sus identidades culturales; mejorar Ia calidad y los resultados de la enseñanza de competencias básicas, particularmente entre los sectores más pobres de la población infantil, juvenil y adulta; modernizar la educación técnica de nivel medio y superior; masificar la enseñanza de nivel terciario. Todo ello está condicionado por la creciente pobreza de Ia población peruana que demanda estrategias especiales para mejorar la educabilidad de los más desposeídos. 

La actual crisis educativa demanda también rescatar las potencialidades de cambio en un país también en crisis. Perú tiene recursos humanos y posee rico historial educativo.  Los más pobres tienen como intuición certera que la educación es la vía insustituible para acceder a un mejor nivel de vida. Los importantes aportes financieros que hacen a la educación en medio de su precariedad económica confirman dicha convicción e intuición.

Compartir
Artículo anterior#EUBeachCleanUp
Artículo siguienteEl endeudamiento público en América Latina
Jorge Zavaleta
Jorge Zavaleta Alegre, es Periodista, Licenciado en Ciencias Sociales y Filosofía. Co-fundador de Gestión, primer diario de economía y negocios del Perú. Oficial de prensa del BID, autor de cinco libros sobre America Latina y ahora, Corresponsal del Diario16 de Madrid, desde Washington.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here