La renuncia de Morales y la detención de Añez

0
163

Luego de dos días de detención, la juez Regina Santa Cruz dispuso detención preventiva de 4 meses para la ex-presidenta constitucional transitoria de Bolivia, Jeanine Áñez, y sus dos exministros: Álvaro Coímbra y Rodrigo Guzmán. La detención se apoya en el “riesgo de fuga” de los detenidos.

La Fiscalía había pedido 6 meses de detención, pero la juez decidió que ese tiempo era excesivo para el período de investigación.

Los delitos por los cuales está siendo acusada son “terrorismo, sedición y conspiración” por haber asumido la presidencia de Bolivia luego de la renuncia de Evo Morales quien con mucha tranquilidad lo comunicó a la ciudadanía boliviana antes de fugar y dejar el país para refugiarse en México.

La actual situación encuentra su explicación en una razonada reacción ante el revés político del MAS o partido de gobierno de Morales – Arce en las elecciones municipales que está terminando se realizar, en estos días, el conteo de votos. Un claro amedrentamiento a la población.

Por su lado, la expresidente Añez, presentó denuncia de “abuso y persecución política”. En este sentido, un comunicado del Servicio Exterior de la Unión Europea señaló “Las denuncias vinculadas a los hechos de 2019 deben ser atendidas en el marco de un proceso judicial transparente y sin presiones políticas, con pleno respeto a la independencia de los poderes. Los desafíos actuales requieren unidad y objetivos comunes. La UE espera que las diferencias políticas se resuelvan mediante el diálogo y la reconciliación con el fin de preservar la estabilidad política y el respeto de los derechos humanos. La UE seguirá apoyando a Bolivia en este esfuerzo.”

Mucho por entender sobre este Comunicado, pues la Comunidad internacional, incluyendo la Unión europea reconoció al gobierno de Añez, fue un reconocimiento a nivel mundial. La señora Añez fue nombrada presidenta cumpliendo cuánto dispone la Constitución boliviana.