Homenaje al Prof. Samuel Paty

0

Morir por transmitir ideas, tan lejano como es la muerte de Jesucristo por transmitir ideas y enseñanzas. También en este periodo se puede morir por transmitir ideas, el viernes pasado Samuel Paty, profesor (47 años con un hijo de 5 años) de historia y geografía de la facultad Conflans-Sainte-Honorine fue decapitado por haber explicado a sus alumnos universitarios del curso de Educación moral y cívica la “libertad de expresión” con el caso Charlie Hebdo, al haber mostrado las caricaturas de Mahoma.

En los países europeos, las sociedades han retrocedido ante la inmigración islámica, los crucifijos fueron retirados de las escuelas para que ni ellos ni sus hijos se sintieran ofendidos, por la misma razón ya no se celebraba la Navidad, tampoco se consumía cerdo en los comedores escolares. Un retroceder en usos y costumbres ante una población practicante del Islam, con usanzas severas, que la libertad y amplitud de pensamiento concedida sólo fue un gran malentendido, apropiándose de espacios imponiendo su lógica y pensamiento. Gran tarea de las Iglesias cristianas que deberán formar e informar a los cristianos sobre sus valores y principios a fin de recuperar su territorio y su cultura.

El asesino, Abdouallakh Anzorov, de 18 años, nació en Moscú en el 2002, sorprende cómo pudo radicalizarse y decapitar a Samuel Paty con un cuchillo de 35 centímetros. La policía francesa lo mató con nueve disparos. Al parecer fue contratado para asesinarlo.

Ahora, son quince las personas bajo investigación, iniciando por el círculo familiar del asesino. Está siendo también investigado el padre de un estudiante y el activista islamista radical Abdelhakim Sefrioui por haber, ambos, “emitido claramente una fetua” contra el profesor Paty, acusado de haber mostrado caricaturas de Mahoma en clase.

Los sitos internet han sido controlados, por medio de ellos se ha llegado a conocer los 80 mensajes de apoyo a la acción del asesino.

Un despliegue investigativo contra los “enemigos de la República Francesa” que llevará incluso a la disolución de las Asociaciones islámicas, según manifesto el presidente Macron.

Fue el presidente Emmanuel Macron quién eligió el patio de la Sorbona, para rendir homenaje al profesor Samuel Paty. Un lugar simbólico del espíritu de la Ilustración y de la enseñanza, como señaló el Elíseo: “Templo del conocimiento, sitio histórico de la educación universitaria francesa, hogar del genio francés, la Sorbona (…) siempre ha sabido ser una plataforma para la expresión de libertades e ideas, un lugar que hoy tiene una dimensión de fuerte simbolismo.”

Tantos alumnos como profesores estuvieron presentes, así como, tanta gente común. En el Parlamento Europeo, se rindió también homenaje al Profesor Samuel Paty como ejemplo de la Libertad de Expresión, tan apreciada en la Unión europea.

Fetua, mejor que fatua o fatwaes la palabra apropiada en español para referirse a las decisiones de los muftíes o especialistas en la ley islámica que pueden tener fuerza legal. (RAE)