El Sistema Económico Latinoamericano y del Caribe (SELA), organismo intergubernamental de coordinación y cooperación económica, conmemora su 42 aniversario de labores ininterrumpidas en la concertación de posiciones y estrategias comunes en la región.

El SELA es un mecanismo regional de consulta, de carácter permanente, integrado por 26 Estados latinoamericanos y caribeños: Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

Con sede en Caracas, Venezuela, el SELA tiene el propósito de  promover la cooperación intrarregional, con el fin de acelerar el desarrollo económico y social de sus miembros; promover un sistema permanente de consulta y coordinación para la adopción de posiciones y estrategias comunes sobre temas económicos y sociales, tanto en los organismos y foros internacionales como ante terceros países y agrupaciones de países.

Siendo sus objetivos promover la cooperación regional, con el fin de lograr un desarrollo integral; propiciar la mejor utilización de los recursos humanos, naturales, técnicos y financieros de la región, mediante la creación y fomento de empresas multinacionales latinoamericanas. Dichas empresas multinacionales latinoamericanas podrán constituirse con aportes de capital estatal, paraestatal, privado o mixto, cuyo carácter nacional sea garantizado por los respectivos Estados Miembros y cuyas actividades estén sometidas a la jurisdicción y supervisión de los mismos; estimular niveles satisfactorios de producción y suministro de productos agrícolas, energéticos y otros productos básicos, prestando especial atención al abastecimiento de alimentos, y propiciar acciones encaminadas a la coordinación y suministro, con miras a lograr una política latinoamericana en esta materia; impulsar en la región la transformación de materias primas de los Estados Miembros, la complementación industrial y la exportación de productos manufacturados; sin perjuicio de prestar todo el apoyo necesario a los sistemas y mecanismos de coordinación y defensa de los precios de las materias primas a los que ya pertenezcan países del área, diseñar y reforzar mecanismos y formas de asociaciones que permitan a los Estados Miembros obtener precios remuneradores, asegurar mercados estables para la exportación de sus productos básicos y manufacturados y acrecentar su poder de negociación; mejorar la capacidad de negociación para adquisición y utilización de bienes de capital y de tecnología; propiciar la canalización de recursos financieros hacia proyectos y programas que estimulen el desarrollo de los países de la región; fomentar la cooperación latinoamericana para la creación, el desarrollo, la adaptación e intercambio de tecnología e información científica, así como el mejor desarrollo y aprovechamiento de los recursos humanos, educativos, científicos y culturales; estudiar y proponer medidas para asegurar que las empresas transnacionales se sujeten a los objetivos del desarrollo de la región y a los intereses nacionales de los Estados Miembros, así como intercambiar información sobre las actividades que dichas empresas desarrollen; promover el desarrollo y coordinación del transporte y las comunicaciones, especialmente en el ámbito intrarregional; promover la cooperación en materia turística entre los países miembros; estimular la cooperación para la protección, conservación y mejoramiento del medio ambiente; apoyar los esfuerzos de ayuda a los países que afronten situaciones de emergencia de tipo económico, así como las provenientes de desastres naturales.

Además de apoyar los procesos de integración de la región y propiciar acciones coordinadas de éstos, o de éstos con Estados Miembros del SELA y en especial aquellas acciones que tiendan a su armonización y convergencia, respetando los compromisos asumidos en el marco de tales procesos; así como promover la formulación y ejecución de programas y proyectos económicos y sociales de interés para los Estados Miembros; actuar como mecanismo de consulta y coordinación de América Latina para formular posiciones y estrategias comunes sobre temas económicos y sociales ante terceros países, agrupaciones de países y en organismos y foros internacionales; propiciar, en el contexto de los objetivos de cooperación intra-regional del SELA, los medios para asegurar un trato preferente para los países de menor desarrollo relativo y medidas especiales para los países de mercado limitado y para aquellos cuya condición mediterránea incide en su desarrollo, teniendo en cuenta las condiciones económicas de cada uno de los Estados Miembros.

El actual secretario permanente 2017 – 2021 es el Embajador Javier Paulinich Velarde, diplomático y sociólogo peruano quiene tiene más de 30 años de carrera diplomática,  ha representado al Perú en numerosos países y en las Naciones Unidas, habiendo, recientemente, ocupado la Dirección General para Asuntos Económicos del Ministerio de Relaciones Exteriores de su país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here