«No hay salida individual en América del Sur», dice Lula en Bolivia

0
42

Un día después de que Bolivia formalizara la entrada como miembro de pleno derecho del mercado común del sur (Mercosur), el presidente Luiz Inacio Lula da Silva cumplió una agenda oficial en el país vecino, el martes (9), reuniéndose con el presidente Luís Arce y su equipo de ministros En la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, el principal centro económico y financiero boliviano.

Al final de la reunión bilateral, los dos líderes hicieron una declaración a la prensa. Lula dijo que la reunión es la inauguración de una «nueva era» en la relación de Brasil-Bolivia y destacó la inevitable necesidad de integración regional entre los países del continente sudamericano.

«No hay una salida individual a ningún país en América del Sur. O nos unimos, formamos un bloque, tomamos decisiones conjuntas y ejecutamos decisiones, o continuaremos siendo otro siglo de los países en desarrollo», dijo Lula. El presidente también enumeró una serie de acuerdos firmados, incluido el acceso a la salud y la combinación de delitos organizados.

«Firmamos varios proyectos para fortalecer la capacidad de los agentes públicos para combatir el tráfico de personas, drogas y mejorar la gestión migratoria. También comenzamos a negociar para hacer que los brasileños tengan acceso a la salud pública en Bolivia y, al igual que, los bolivianos pueden usar el sistema de salud unificado en Brasil», dijo.

Esta es la primera vez que Lula visita al país vecino en su tercer mandato. El presidente de Bolivia ya estuvo en Brasil cuatro veces durante el último año. Lula también citó los proyectos de instalación de una fábrica de fertilizantes en el borde seco entre los dos países, entre Corumbá, Mato Grosso do Sul y Porto Quijaro, y la construcción de un puente binacional sobre el río Mamoré, entre Guajará-Mirim, en Rondônia, y Guayaramerín, Bolivia.

Sobre el tema de la integración, Luís Arce declaró que es necesario avanzar en la carretera y las conexiones ferroviarias entre países, para acortar las distancias entre las salidas a los océanos Pacífico y Atlántico.

«Una de las formas de enfrentar todos los problemas que tenemos en la región implica la integración física de [de] infraestructuras que necesitamos. Ya hemos avanzado en muchos temas, pero la integración física es la menos enfatizada.» Bolivia está en el corazón de América. Do South, está en el corazón entre el Atlántico y el Pacífico. Agregó que el acceso más corto a ambos países pasa por el territorio boliviano.

Intentos de golpe de estado
Durante su discurso, Lula volvió a hablar sobre el intento de golpe militar a fines de junio en Bolivia, que fue rápidamente contenida por la reacción popular y las autoridades.

«El pueblo boliviano ya había demostrado este sabor amargo con el golpe de estado de 2019 y ahora se ha visto afectado por el intento del 26 de junio. En vísperas de celebrar su bicentenario en 2025, Bolivia no puede volver a caer en esta trampa. No podemos tolerar los sueños autoritarios y estafadores.» A su vez, Arce recordó que el intento de golpe fue condenado por diferentes líderes mundiales, pero enfatizó que la manifestación de Brasil tenía un peso importante para la representatividad de Lula. «Brasil, para nosotros, representa a un presidente que es un asesor, que tiene mucha influencia en todo el mundo y sabe muy bien lo que sucedió en nuestro país».

Antes de regresar a Brasilia, Lula todavía participa en un foro de empresarios brasileños y bolivianos en Santa Cruz, el martes por la tarde.

BRICS y G20
También durante su declaración, Lula dijo que invitó a Bolivia a asistir a la reunión de la Cumbre del G20 en noviembre en Río de Janeiro, que reunirá a los líderes de las economías más grandes del planeta. «Me propuse invitar a Bolivia a participar en la Cumbre del G20 en noviembre y agregar a la Alianza Global para combatir el hambre y la pobreza, que será lanzada por la presidencia brasileña», dijo.

El presidente Boliviano también habría expresado interés en unirse a BRICS, un bloque compuesto por Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica, se expandió este año para incluir a Arabia Saudita, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Etiopía e Irán. Terminó retirándose por la decisión del nuevo presidente del país, Javier Milei.

Fuente: Agencia Brasil