Hay razones para emigrar de Honduras

0

El Banco Mundial señala a Honduras como un país de ingreso medio-bajo con 60.9% de su población viviendo en la pobreza (datos de 2016). En las zonas rurales, uno de cada 5 hondureños vive en pobreza extrema (menos de US$1.90 al día). El crecimiento es positivo, en el 2017 creció 4,8% y este año se prevé un crecimiento del 3.6%

Lo grave en Honduras es la desigualdad, la cantidad de gente abandonada a su suerte con una baja o ninguna escolarización, el narcotráfico unido al crimen y a la violencia. Honduras tiene una de las tasa más altas de homicidios en el mundo: 43.6 asesinatos por cada 100.000 habitantes en 2017, según el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Recientemente, en las Naciones Unidas, el presidente Hernández, quien acaba de ganar su segundo mandato en cuestionadas elecciones presidenciales, con relación a la migración hondureña señaló: “una de las principales causas de la emigración en Honduras es la falta de oportunidades, que se agudiza por un problema serio de violencia en la región a consecuencia del tránsito de drogas que se producen en el sur del continente y se consumen aquí en el norte, llamase Estados Unidos, Canadá o México.”

De  mi experiencia hondureña, traigo vivos recuerdos de gente con muy buen corazón y desesperada por una futuro mejor, sin embargo, la carencia de educación les es fatal en la toma de decisiones, la irracionalidad prevalece en todos los campos de la vida.

Copán Ruinas” Archaeological Site, Museum of Maya Sculpture © United Nations 2018

Una política de educación no existe para todos en Honduras, las “maras” se han adueñado de amplias áreas, incluso, han llegado a Milán, también, a otros países donde sus madres, con esperanza, llevan a estos chicos rebeldes que no quieren adaptarse a ningún tipo de vida convencional.

De eso debería preocuparse el presidente Hernandez, no de acusar al mundo de pagar poco por el café, que es una realidad, sino de mejorar la formación de sus habitantes. En ello insiste el Banco Mundial en mejorar la calidad de educación y hacerla posible para todos los hondureños así como diversificar las fuentes de ingresos rurales. En Honduras, lo rural es pobreza. 

Según el presidente Hernandez, “la movilización irregular fue organizada con fines políticos para afectar la gobernabilidad, la imagen, el buen nombre, la estabilidad y la paz de Honduras y de los países en la ruta hacia los Estados Unidos”, considera que los hondureños son usados como una bandera de lucha para lograr un objetivo particular.

La encargada de Negocios de la embajada de Estados Unidos en Honduras, Heide Fulton, pidió a los hondureños con pretensiones de ser inmigrantes irregulares en los Estados Unidos, “que regresen a su país” asegurándoles que, como dijo el presidente Trumpcualquier persona que entre ilegalmente a los Estados Unidos será arrestada antes de ser deportada”.

Al parecer, México se presenta como la sede final de esta marea de gente, que pide más institucionalidad, más protección, mejor vida para sus hijos, trabajo y estabilidad. La ciudad de Matías Romero, en Oaxaca, los está recibiendo.

La “Caravana Migrante” hacía los Estados Unidos no cree en la política, ni en sus mandatarios, han dejado un lugar donde la vida vale poco, la vida de las mujeres vale muchos menos aún. Han delegado la responsabilidad de sus actos a Dios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here