“Que nadie quede atrás es un lema especialmente significativo en el caso de las mujeres” Michelle Bachelet

La presidenta Bachelet recordó que “la Agenda 2030 hace un llamado urgente a los diferentes actores a ponerse manos a la obra, porque los avances a los que nos hemos comprometido requieren no sólo de buenas políticas públicas, requiere además de altos niveles de participación de todos los actores de la sociedad”.

Al lado de la ministra de la Mujer y la Equidad de Género, Claudia Pascual, inauguró el “IV Foro Global de Empresas por la Igualdad De Género: El Futuro del Trabajo en la Agenda 2030”, en Santiago de Chile.

El Foro Global busca generar nuevos debates sobre los desafíos en torno a la reducción de las brechas de género en el trabajo, compartir prácticas innovadoras y destacar el rol del sector empresarial como actor clave en alianza con el sector público y sindical, para el avance de la igualdad de género, el empoderamiento de las mujeres y el logro de ambientes de trabajo más inclusivos.

“Todos los acá presentes sabemos que uno de los grandes desafíos para avanzar hacia el desarrollo sostenible es reducir las desigualdades de género. La Agenda 2030 es clara en este punto, al vincular el fin de la pobreza, el crecimiento económico inclusivo y el trabajo decente, con enfrentar las desigualdades tan fuertemente presentes en nuestras sociedades, especialmente las que persisten entre hombres y mujeres. En este sentido,  esta agenda hace un llamado urgente a los diferentes actores a ponerse manos a la obra, porque los avances a los que nos hemos comprometido requieren no sólo de buenas políticas públicas, requiere además de altos niveles de participación de todos los actores de la sociedad, de la generación de mecanismos más innovadores y transversales para el logro de los ambiciosos objetivos que nos hemos propuesto y una rendición de cuentas exhaustiva”, señaló la presidenta Bachelet. 

Prosiguió “Que nadie quede atrás, es un lema especialmente significativo en el caso de las mujeres, porque pese a los esfuerzos desplegados en los últimos años, las brechas de género presentes en diferentes ámbitos persisten, y aun más tienden a estancarse en su reducción, especialmente en el mundo del trabajo. Los informes de la OIT son claros en este sentido. La diferencia salarial de género permanece en el 23% a nivel mundial, y de no tomarse medidas firmes, se estima que pasarán otros 68 años antes de lograr la igualdad salarial efectiva. O bien respecto de la brecha en la tasa mundial de desempleo (0,7%), donde las tendencias actuales no permiten proyectar mejoras antes de 2021”.

Recomendó: “es necesario entonces abordar con mayor decisión políticas de conciliación de la vida laboral y familiar. Las mujeres continúan dedicando 2,6 veces más tiempo al trabajo doméstico y de cuidados no remunerados que los hombres (Estadísticas ONU, 2017). Es necesario entonces avanzar en garantizar condiciones de trabajo equilibradas con la vida familiar tanto para mujeres como para los hombres, aumentar la oferta de cuidado a terceros y además proteger los empleos en ese sector, dominado predominantemente por mujeres. Políticas que hemos implementado en Chile, al igual que muchos de los países presentes van en esta línea: la universalización del cuidado infantil, mayor protección a la maternidad, la ampliación de permisos de cuidado para los hijos en casos de enfermedad tanto para el padre como la madre, entre otros. Necesitamos fortalecer nuestra acción, no hay tiempo que perder, e instancias como este Foro son esenciales en este sentido. Aquí discutirán, fortalecerán alianzas, conocerán experiencias exitosas y cómo poder, desde la posición de cada uno, articular mejor las acciones para facilitar la implementación de políticas de igualdad de género en el mercado laboral”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here