VI Diálogo Político de Alto Nivel entre la Unión Europea y Colombia

0
144

Un Diálogo constructivo y productivo, cubriendo una amplia gama de temas de interés común relacionados con asuntos bilaterales, regionales, internacionales y multilaterales, con especial atención a abordar el impacto de la pandemia COVID-19 con énfasis en un ambiente verde inclusivo y sostenible. recuperación. Este encuentro fue el último de una serie de exitosos diálogos y consultas celebrados durante el año 2020, a pesar de la pandemia, sobre diferentes materias como derechos humanos, seguridad y defensa y drogas ilícitas, que evidencian la solidez de la relación bilateral.

Sobre la base de una evaluación muy positiva del estado de las relaciones bilaterales, la UE y Colombia discutieron en particular las perspectivas para profundizar y ampliar la relación existente y acogieron con satisfacción los avances concretos realizados hacia este objetivo común, a saber, la inminente finalización del “Memorando de Entendimiento sobre una Agenda de diálogo y cooperación políticos y sectoriales reforzados para la próxima década. Consideraron que una agenda ambiental ambiciosa y una agenda digital deberían estar entre los elementos clave de una relación tan fortalecida.

La consolidación de la paz, la estabilización y la protección de los líderes locales, los defensores de los derechos humanos y los excombatientes figuran en la agenda. Colombia presentó un panorama general de los avances en la implementación de la política de Paz con Legalidad. La UE valoró los logros en áreas como el desarrollo rural y la reincorporación y reiteró su compromiso a largo plazo con la implementación del acuerdo de paz de 2016 en apoyo del gobierno nacional, las autoridades locales y la sociedad civil. Ambas partes acordaron que la consolidación de la paz seguirá siendo parte integral de la agenda bilateral.

Dado el impacto de gran alcance de la pandemia de coronavirus, la UE y Colombia subrayaron la importancia de fortalecer el orden internacional basado en reglas y reiteraron su compromiso con el multilateralismo. Acordaron fortalecer aún más la cooperación a nivel mundial en áreas como los derechos humanos, el género, el Acuerdo de París y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Sobre la pandemia de COVID-19, ambas delegaciones también acordaron trabajar de cerca en el multilateralismo de las vacunas asegurando el acceso de la vacuna a todos y continuar trabajando juntos en base a la iniciativa COVAX.

La situación en Venezuela fue un tema clave de las discusiones, tanto sobre la situación política como sobre el impacto de la crisis de refugiados y migrantes en la región y en Colombia en particular. Ambas partes acordaron que las elecciones del 6 de diciembre no fueron libres ni justas y no cumplieron con los estándares internacionales mínimos básicos para un proceso creíble. La UE elogió la política humanitaria de Colombia hacia los migrantes y refugiados venezolanos y enfatizó su compromiso de continuar apoyando a Colombia y los países de la región, incluida la implementación de los compromisos asumidos en la conferencia organizada por la UE y España el pasado mes de mayo.

La UE y Colombia, como presidencia pro tempore entrante de la Alianza del Pacífico, también apreciaron el progreso en la implementación de la Declaración Conjunta de 2019 entre la UE y la Alianza del Pacífico. Además, Colombia, como Presidencia pro tempore de la Comunidad Andina, presentó prioridades, incluido un compromiso más estrecho con los socios externos y un relanzamiento de las relaciones con la UE.

Enrique Mora, Secretario General Adjunto del Servicio Europeo de Acción Exterior, y el Viceministro Francisco Javier Echeverri Lara y la Viceministra Adriana Mejía Hernández Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia copresidieron el Diálogo Político.

En Bogotá se realizó la 5ª edición del Mecanismo de Diálogo Político de Alto Nivel entre Colombia y la Unión Europea.

Uno de los principales asuntos abordados fue el avance de la relación bilateral, a la que las dos partes quieren dar un impulso estratégico en los próximos años.

Reconocieron la solidez de las instancias bilaterales que, aparte del diálogo político de alto nivel, incluyen los mecanismos de diálogo sobre derechos humanos, sobre asuntos de seguridad y defensa, así como el Acuerdo Comercial Multipartes, que cumplirá seis años de implementación. 

Construcción de paz y convivencia pacífica, estabilización de los territorios y la crisis venezolana fueron las cuestiones que centraron la parte política de la agenda. También se dialogó sobre las elecciones europeas, los principales retos en la agenda política europea y se trataron otros asuntos de interés mutuo como la educación, ciencia e innovación, protección del medio ambiente y cooperación en la lucha contra las drogas ilícitas.

Las dos jefas de delegación reconocieron los avances y esfuerzos de Colombia en la estabilización y consolidación, así como los aportes de la UE en la materia, discutieron los retos pendientes y destacaron las oportunidades que la implementación de la política de Paz con Legalidad representa.

Por su parte, Colombia destacó su condición de país más afectado por los flujos migratorios provocados por la crisis multidimensional en Venezuela y las amenazas que plantea esa situación para la seguridad nacional y regional, además de los desafíos que impone la estabilización y la consolidación de la política de Paz con Legalidad. Por ello, Colombia resalta la importancia de profundizar no solo la asistencia humanitaria a poblaciones migrantes, sino la cooperación desde un enfoque de desarrollo, así como asistencia técnica en temas puntuales como las estrategias de integración socioeconómica de los migrantes.

Las delegaciones acogieron con satisfacción la celebración en Colombia en 2020 de un seminario sobre cooperación en seguridad y defensa entre la UE, Sudamérica y México y se abordaron también experiencias comunes, como la colaboración de Colombia en la operación ATALANTA en 2015.

Competitividad, agricultura, inversión y relaciones con el Banco Europeo de Inversiones fueron asimismo parte de las discusiones, junto con asuntos relacionados con la agenda multilateral tanto en América como en Europa. Las partes abordaron posibles nuevos ámbitos de cooperación como las industrias creativas y la economía circular.

Considerando la importancia e intereses recíprocos de continuar fortaleciendo los lazos entre Colombia y la UE y reforzar el diálogo político, la Viceministra y la Directora Hrda coincidieron en la voluntad de explorar las posibilidades de establecer un nuevo Mecanismo, a acordar en el futuro, para elevar el nivel de la relación bilateral.

El diálogo fue sustantivo y se desarrolló en un clima cordial y positivo. La variedad e importancia de los temas tratados fueron mencionados como prueba de la madurez de las relaciones entre la UE y Colombia, así como las buenas perspectivas para su profundización y desarrollo en los próximos años.