Explicando la Violencia en los Desmanes en Chile (parte final)

0

Veamos ahora los métodos de acoso a Chile.-

1.- Una campaña destinada a  crear la imagen que las acciones de la policía son irracionales, crueles, asesinas y obviamente violadoras de los Derechos Humanos .

Aquí se nota  una campaña orquestada por diversas personas y organizaciones de Chile y del extranjero

Que mienten. Se hacen denuncias tras denuncias que no llegan a juicio y se preconizan como si fueran cosa juzgada. Hacia el exterior se señala que la represión ha llevado a decenas de muertos y miles de heridos. Se presentan personas que dicen que han sido torturadas y no se someten a exámenes médicos para comprobarlo.

Aquí conviene hacer algunas precisiones.

Tres son los grupos afectados por la violencia.

En primer lugar las víctimas de los saqueos e incendios. Sin embargo no son consideradas como afectadas por violaciones a los derechos humanos.

Lo mismo pasa con el personas de policía, Carabineros e Investigaciones, que han sufrido más de dos mil heridos, en algunos casos por balas. Tampoco son sujetos de violaciones a los derechos humanos.

Quedamos con el tercer grupo que todo hace sospechar que son o violentistas  o falsarios. Cabe hacer la pregunta ¿Qué hacían cuándo fueron heridos?,. Carabineros no han disparado a mansalva. Obviamente se trata de personas que o estaban atacando a la policía o participaban en saqueos incendios. Es decir los derechos humanos se aplican solamente  a los eventuales violentistas.

Los objetivos de estas campañas son los siguientes:

a.- Limitar y si es posible impedir la acción de la policía señalando que el uso de balines y gases lacrimógenos deben ser prohibidos, con lo cual los agentes del orden quedan en la indefensión.

b.- Generar la imagen internacional que en Chile se vive una dictadura que explota al pueblo, asesina y que es la continuación de la DINA.

El objetivo es que el Gobierno de Piñera, al igual que el de Pinochet en su tiempo, sea condenado en Naciones Unidas. De ahí que en las marchas se escuchan gritos que dicen “Pinochet, Piñera asesino. En Chile se tortura, milicos y pacos ( Carabineros) asesinos”.

c.- Centrar los ataques en el Presidente Piñera. Con ello se simplifica el problema “Piñera es igual a Pinochet” y se trata de crear las condiciones para destituir al Presidente y así terminar con la democracia y el Estado de Derecho.

d.- En base a supuestas organizaciones políticas internacionales lograr la condena del Gobierno de Chile en la Unión Europea. Medida que ha fracasado. Todo lo contrario, la Unión Europea apoya al Gobierno de Chile.

2.- Incendios y destrucciones en Malls, supermercados, estaciones de metro, pero también a universidades, Iglesias Católicas y Protestantes e intentos de asaltar locales de la masonería, además de los ataques a  Municipalidades y cuarteles de la policía y del Ejército.

El objetivo es claro:

Lograr una respuesta brutal de las fuerzas armadas y ojalá una dictadura militar.

¿ Cual es el panorama?

En primer lugar tenemos que tener  en cuenta es que hay una diferencia económica, de prestigio internacional y de capacidad de gestión entre Chile, Cuba y Venezuela. En otras palabras tenemos mejores cartas que las dictaduras el Caribe.

Veamos los datos:

Chile.-

Tiene, en 2019, una población de 18.761.884 habitantes

Un  PIB per cápita de de 27.058 USD

Un PIB global de 383.171   USD

Venezuela

Población 31.028.337 habitantes

PIB individual 2.548 USD

PIB global 56.145 USD

Cuba

Tiene pocos datos confiables y no entrega mayormente cifras.

Población 11.212.000 habitantes

EL PIB individual y global están entre los más bajos de América Latina. Cuba ha vivido en base a subsidios de un tercer país, la Unión Soviética hasta 1990 y Venezuela en los últimos años.

En la actualidad el panorama de Cuba y Venezuela es dramático y de no cambiar el modelo de propiedad  de los medios de producción están en riego de no poder financiar su burocracia civil y militar. La hambruna está a las puertas de ambos países. Un cambio en la estructura política y productiva llevaría profundas transformaciones  en el sistema de poder y con ello a eventuales desalojos de los actuales ocupantes del Gobierno. Por ello el inmovilismo.

En lo referente a vínculos internacionales ambos países cuentan con el rechazo de los gobiernos de Europa, de Estados Unidos y la casi totalidad de América del Sur.

Chile tiene una enorme red de contactos con la Unión Europea, el Grupo de Lima, el TIAR, Mercosur y países asiáticos. Más aún, el Presidente de la Organización Demócrata Cristiana de América ( ODCA) y  el Secretario General de la Internacional Socialista, son chilenos. Nos referimos a Juan Carlos, “Caco” Latorre y Luis Ayala.

Hay, entonces, una manifiesta relación de poder que nos favorece.

Los problemas de la operación venezolana de violencia en Chile.-

Indiquemos las razones por las cuales señalamos a Venezuela y Cuba en las operaciones violentistas en nuestro país:

1.-El uso de la deducción.

¿Cuáles Gobiernos en el mundo son altamente hostiles al modelo chileno y a líderes como Sebastián Piñera y Michelle Bachelet?

Y llegamos a Venezuela quien logró el asesoramiento cubano en materias e inteligencia y preparación de personal violentista. No hay otros sospechosos en el planeta.

2.- El Presidente Maduro y otras autoridades bolivarianas han  señalado por televisión que están actuando en Chile.

3.- Gran parte de las instrucciones violentistas provienen de redes informáticas de Venezuela.

4.- Se han tomado presos provenientes de Venezuela. En el caso de Colombia, donde también ha habido desordenes, se apresaron al menos a setecientos venezolanos en labores de agitación.

5.- Según informaciones que me han llegado de Caracas se indica que cerca de 2.500  agentes están actuando en Chile. Me imagino que se trata de cubanos, venezolanos y chilenos, obviamente a sueldo.

Todo esto supone gastos en alimentación, hospedaje, viajes, automóviles, material incendiario y remuneraciones. Ello da un total mínimo de unos tres millones de dólares mensuales.

La actual crisis venezolana implica que no podrán mantener esos gastos por mucho tiempo.

De hecho ya han disminuido los actos violentos y un considerable número de venezolanos están abandonando Chile.

Ello no implica que tengamos sorpresas en Navidad y Año Nuevo como se ha insinuado en Caracas.

Que podemos hacer.-

1.- Aprovechar nuestra  vinculación internacional.-

Existe la posibilidad que existan programaciones violentistas en Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador y Perú.

Siendo así tenemos que coordinarnos con los grupos de gobiernos que condenan a Maduro y establecer con ellos programas de modernización de los sistemas de inteligencia, adiestramiento y coordinación en materias policiales y de seguridad. Y, aprovechar el impulso para darle mayor eficacia a las organizaciones del Estado.

Y, obviamente,  tener repuestas políticas adecuadas a la propaganda de las dictaduras que pretenden generar la idea que acá se violan los derechos humanos en forma sistemática.

La coordinación debe hacerse con el Grupo de Lima, el TIAR, La Unión Europea y Mercosur. Sería altamente conveniente diseñar una estrategia conjunta de  vinculación con los países de África y Asia.

2.- Chile ha entrado en una época de transformaciones profundas en su estructura económica, social y política, derivados del nuevo panorama tecnológico y financiero internacional y de los cambios

Que se han llevado a cabo en nuestro país por el crecimiento de los últimos cuarenta años.

Se está iniciando un promisorio debate en torno a una nueva Constitución, al mejoramiento en las pensiones, en programas de salud, educación, gobierno interior, legislación impositiva y seguridad.

Estos debates deben hacerse con calma y profundidad, observando lo que ocurre en países más exitosos.

Es  altamente recomendable el establecimiento de gobiernos de mayoría, tal como ocurre, por ejemplo, en Alemania  que opera la colaboración entre partidos conservadores y socialistas para enfrentar situaciones de alta complejidad.

3.- Hay que recalcar que la primera prioridad es lograr el fin de los saqueos, incendios y ataques a los cuarteles del Ejército y de la policía.

En este sentido los acuerdos que se están llevando a cabo en el establecimiento de un aumento de las penas y la tipificación de los delitos violentistas es algo positivo e indispensable para mantener nuestra democracia.

Artículo anteriorPedro Sánchez – Consejo Europeo
Artículo siguienteCarta a la Directora
Alberto Sepúlveda Almarza
Presidente, Asociación Chilena de Especialistas Internacionales (ACHEI) Abogado, Universidad Católica de Chile y Universidad Complutense de Madrid. Master en Relaciones Internacionales (M.A.) y Master en Derecho y Diplomacia (M.A.L.D.) ambos de la Fletcher School of Law and Diplomacy de EEUU. Diploma de Estudios Internacionales de la Escuela Diplomática de España. Diploma en Ciencia Política y Derecho Constitucional del Centro de Estudios Constitucionales de España. Doctor en Ciencias Políticas y Sociología de la Universidad Complutense de Madrid. Profesor en varias universidades chilenas, de EEUU, y de la Escuela Diplomática de España y de la Academia Diplomática de Chile.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here