Una reflexión sobre la Migración calificada de Enfermeras peruanas. Isabel Recavarren

0
186

Con motivo del Décimo Aniversario de la Asociación de Enfermeras peruanas en Europa, fui invitada a presentar una reflexión con relación al significado de este Aniversario, así como el trabajo desempeñado por estas profesionales que constituyen la Migración Calificada Peruana en el Exterior.

Las migraciones internacionales calificadas en el campo de la salud están siendo estudiadas por instituciones internacionales como la OPS o la Organización Panamericana de la Salud, la Organización Internacional del Trabajo, la Organización de Migraciones, la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) y la Unión Europea y sus países miembros.

“El desafío es gestionar la migración para generar crecimiento y prosperidad tanto en los países de origen como en los de destino, protegiendo y beneficiando a los propios trabajadores migrantes”. En cuanto a la gestión de los flujos, dichas instituciones ofrecen recomendaciones concretas, tales como: “la regulación de los flujos de migración laboral, el control de los procesos de reclutamiento, el reconocimiento de las habilidades laborales de los trabajadores migrantes, la transferencia de derechos de seguridad social, la Protección contra riesgos laborales, mejora de las condiciones de trabajo y mejora de los vínculos entre migración y desarrollo”.

La Organización Panamericana de la Salud, en un estudio de 2011, observó que la emigración de enfermeras peruanas a Europa y hacia América del Norte en 2007 había alcanzado 14,424 profesionales, una cifra acumulada en los últimos trece años. Esta situación genera gran preocupación debido a la ausencia de mecanismos estatales que garanticen la preservación de los recursos humanos calificados y los derechos de los trabajadores de los ciudadanos peruanos. Los resultados muestran que el 97.7% de las enfermeras migrantes son mujeres y tienen entre 21 y 31 años en el 43.6%, 67.7% son solteras y el 30.9% están casadas. Tienen de dos a tres hijos. Más de la mitad no tienen fecha de regreso al Perú. El 86,7% de las enfermeras trabajan en hospitales y clínicas del sector público. El 79,2% de la población informa que su posición laboral es positiva en el país de destino.

Con respecto a los países receptores, la discusión se plantea sobre la incidencia de la migración en:

El salario y empleo

– El sistema de seguridad social

– El crecimiento económico

Salario y empleo. En el caso de las enfermeras no se da el fenómeno de entrar en directa competencia por las plazas de los trabajadores locales, por lo tanto, no aumenta el desempleo; pueden sí, mas bien, incidir negativamente en el nivel de salarios del mercado al aceptar condiciones de trabajo inferiores, es decir, salarios más bajos con la imposibilidad de afiliación a la seguridad social. En los países receptores las enfermeras migrantes complementan y no sustituyen a las enfermeras locales, es decir, ocupan plazas que no son llenadas por la fuerza laboral local, por lo tanto no repercute en la situación del empleo local.

– Sistemas de Seguridad Social. En este aspecto, se afirma que la inmigración produce efectos negativos sobre los sistemas sociales y de bienestar de los países receptores por la llegada masiva de inmigrantes y familias, muchos de los cuales piden beneficios de salud y educación para sus hijos, que llevaría a la sobrecarga de los costos del sistema social. Otros estudios señalan, más bien,  que a través del pago de impuestos, estas profesionales contribuyen más de lo que gastan, al sistema social. Por otra parte, las enfermeras inmigrantes en su mayoría son personas jóvenes, menores de 41 años, que gozan de buena salud y que están en sus años más productivos; por ende, no usan o usan muy poco los beneficios del sistema social, sobre todo salud y pensiones, que son los servicios más costosos.

La llegada de inmigrantes calificados genera consumo; también contribuye al ahorro y facilita la producción, ya que estas personas cubren plazas de trabajo, que por diversas razones, el mercado laboral local, no está en capacidad de cubrir.

Efectos económicos en países emisores Con respecto a los países de origen, constituyen aspectos importantes para la discusión.

El efecto de las remesas – El éxodo del capital humano

Las Remesas. Para muchos de los países estudiados, el envío de remesas es de vital importancia, por mencionar Perú, Colombia, Ecuador.

Éxodo del capital humano. El impacto generado por el éxodo de trabajadores es un punto donde existe consenso sobre los efectos negativos de la emigración en la economía de los países, considerando la pérdida de personal altamente capacitado. Es preciso recordar la inversión económica y social del Estado en la formación de sus cuadros profesionales, por lo que su partida significa una consecuencia negativa.

Los países con mayor número de enfermeras emigrantes son Perú con 14,424 (95,1%) profesionales, seguido de Paraguay 400 (2,6%) enfermeras, y Colombia con 182 (1,2%) enfermeras.

Por otro lado, la movilidad humana, es imparable, Italia nos lo enseña, es el país que más ha poblado el mundo.

Perú, actualmente está recibiendo una sostenida migración de Venezuela, por cada 100 ciudadanos venezolanos 44 tienen entre los 20 a 29 años. En segundo lugar se ubica el rango de 30 a 39 años siendo en promedio el 28%, estos dos rangos de edades hacen en total el 70% y son las edades económicamente más activas. El rango de edad de niños hasta adolescentes que es de 0 a 19 años es en promedio 12% y del adulto es de 50 a más 4.3%.

Las enfermeras que realizaban tres o cuatro trabajos en Venezuela, realizan en el Perú, sólo uno que llega a cubrir sus necesidades, estas enfermeras están trayendo a su familia al Perú. Por otro lado, es interesante constatar que las enfermeras venezolanas, han descubierto un tratamiento peruano caracterizado por mayor comunicativo entre personal médico y paciente, la comunicación es más fluida, se crea un clima familiar. Un aspecto importante, de destacar en el recurso humano peruano:  el trato humano.

Con esta breve reflexión sobre la transculturación humana, hemos celebrado el Décimo Aniversario de la Asociación de Enfermeras peruanas en Europa. Deseando grandes resultados a Italia y Perú en el campo de la medicina, de la salud y de la prevención. 

Compartir
Artículo anteriorFinlandia, preside el Semestre Europeo
Artículo siguiente30ª Universiada de Verano en Nápoles
Isabel Recavarren
Peruana e Italiana. Jurista. Periodista. Abogada. Universidad Mayor de San Marcos. Master en Organismos Regionales e Internacionales de Desarrollo, Universidad de Piura. Master en Derecho y Economía de la Unión Europea-Universidad Statale di Milano. Doctor de Investigación en Derecho Internacional de la Economía-Universidad Luigi Bocconi. Fundadora: CEFIAL-UE y Panorámica Latinoamericana. Fundadora y Coordinadora del Foro Euro-Latinoamericano de la Mujer. Lema: El conocimiento genera desarrollo. Las personas con conocimiento constituyen el mejor recurso de una Nación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here