Un Consistorio bajo la reflexión de “la Compasión”

0

El Papa Francisco ha ordenado el sábado 5 de octubre 13 nuevos Cardenales. En su Homilía, referida al episodio evangélico de “la compasión” puntualizó: “Los discípulos de Jesús demuestran con frecuencia que no tienen compasión, como en este caso, ante el problema de dar de comer a las multitudes. Básicamente dicen: “Que se las arreglen…”. Es una actitud común entre nosotros los humanos, también para las personas religiosas e incluso dedicadas al culto. Nos lavamos las manos. El papel que ocupamos no es suficiente para hacernos compasivos, como lo demuestra el comportamiento del sacerdote y el levita que, al ver a un hombre moribundo al costado del camino, pasaron de largo dando un rodeo (cf. Lc 10,31-32). Habrán pensado para sí: “No me concierne”. Siempre hay un pretexto, alguna justificación para mirar hacia otro lado. Y cuando una persona de Iglesia se convierte en funcionario, este es el resultado más amargo. Siempre hay justificaciones; a veces están codificadas y dan lugar a los “descartes institucionales”, como en el caso de los leprosos: “Por supuesto, han de estar fuera, es lo correcto”. Así se pensaba, y así se piensa. De esta actitud muy, demasiado humana, se derivan también estructuras de no-compasión.

Llegados a este punto podemos preguntarnos: ¿Somos conscientes de que hemos sido los primeros en ser objeto de la compasión de Dios? Me dirijo en particular a vosotros, hermanos Cardenales y a los que estáis a punto de serlo: ¿Está viva en vosotros esta conciencia, de haber sido y de estar siempre precedidos y acompañados por su misericordia? Esta conciencia era el estado permanente del corazón inmaculado de la Virgen María, quien alaba a Dios como a “su salvador” que «ha mirado la humildad de su esclava» (Lc 1,48).

La capacidad de ser leal en el propio ministerio depende para todos nosotros también de esta conciencia viva. También para vosotros, hermanos Cardenales. La palabra “compasión” me vino al corazón precisamente en el momento de comenzar a escribiros la carta del 1 de septiembre. La disponibilidad de un Purpurado a dar su propia sangre —que está simbolizada por el color rojo de la vestidura—, es segura cuando se basa en esta conciencia de haber recibido compasión y en la capacidad de tener compasión. De lo contrario, no se puede ser leal. Muchos comportamientos desleales de hombres de Iglesia dependen de la falta de este sentido de la compasión recibida, y de la costumbre de mirar a otra parte, la costumbre de la indiferencia”.

Esta Homilía, abre una sensibilidad mayor hacia la humanidad y esto es lo que caracteriza a los nuevos Cardenales incorporados. En su totalidad, los Cardenales son 225, representan a los 5 continentes, los Cardenales europeos han dejado de ser mayoría, son 53 los europeos, de los cuales 23 son Italianos, 20 Latinoamericanos, 18 Africanos, 16 Asiáticos, 16 Norteamericanos y 4 de Oceanía.

De los 13 Cardenales nombrados, 10 participarán y votarán en el Sínodo que ha iniciado el domingo 6 de octubre en el Vaticano. Dos españoles, Miguel Ángel Ayuso Guixot, de Sevilla, quien es el máximo responsable del Diálogo Interreligioso del Vaticano; o el actual arzobispo de Rabat, el también español Cristóbal López Romero, de Almería, actualmente arzobispo de Rabat.

De Canadá, Michael Czerny, quien se ocupa de asuntos de inmigración y es subsecretario de la sección Migrantes y Refugiados del Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral del Vaticano.

Álvaro L. Ramazzini Imeri, de Guatemala, es arzobispo de la diócesis de Huehuetenango y ha sido un firme protector de los desfavorecidos, los migrantes, los indígenas y de las causas medioambientales.

José Tolentino Medonça, ex vice rector de la Universidad Católica de Portugal, dirige la Biblioteca apostólica y el Archivo vaticano. Cercano a los “descartados”, su frase siempre ha sido: “Diálogo para que la Iglesia pueda encontrar espacios para su misión evangelizadora, educativa y caritativa”

Ignatius Suharyo Hardjoatmodjo, de Indonesia, arzobispo de Yakarta, dirigió la Comisión para el diálogo interreligioso dentro de la Conferencia Episcopal de Indonesia, de la cual se convirtió en secretario general de 2000 a 2006, año en que fue nombrado por Benedicto XVI para el ejército ordinario para el Indonesia y se convirtió en vicepresidente de la conferencia de obispos del país.

Fridolin Ambongo Besungu, de Boto, arzobispo de Kinshasa,  es presidente nacional de la Asamblea de los Superiores Mayores (Asuma) y de la circunscripción de los Franciscanos capuchinos en África (Concau). Es una persona relevante para la pacificación de su país

Jean-Claude Höllerich, Arzobispo de Luxemburgo y Presidente de la Comisión de las Conferencias Episcopales de la Unión Europea (COMECE) desde 2018. Sostiene que la UE es un ejemplo de paz para el mundo y de que muchos de los valores puestos en sus bases, como el bien común, la justicia y solidaridad, son también valores de los que está imbuida la doctrina social de la Iglesia.

Matteo Zuppi, de Roma, Arzobispo de Bolonia, vinculado desde su juventud a la Comunidad de Sant’Egidio, es el único italiano que recibe la púrpura en este Consistorio.

Michael Louis Fitzgerald, de Wassall, Arzobispo emérito de Nepte, de padres irlandeses. Tiene más de ochenta años. Fue uno de los iniciadores de las peticiones para protestar contra las restricciones discriminatorias del régimen soviético contra el seminario de Kaunas. Por esta razón, las autoridades soviéticas le prohibieron ejercer su ministerio sacerdotal y lo obligaron a trabajar, durante un año, en una fábrica y en un área de recuperación.

Eugenio Dal Corso, obispo emérito de Benguela, con más de ochenta años, es el primer cardenal de la Ópera Don Calabria. Ahora Verona, tiene dos cardenales veroneses en la historia al mismo tiempo: Dal Corso y Mario Zenari.

Galería de Fotos

 

Compartir
Artículo anteriorConvegno TFP: Amazzonia, il rischio di un Sinodo Surreale
Artículo siguientePapa Francisco: “Hacer Sínodo”…..”Caminar Juntos”
Isabel Recavarren
Peruana e Italiana. Jurista. Periodista. Abogada. Universidad Mayor de San Marcos. Master en Organismos Regionales e Internacionales de Desarrollo, Universidad de Piura. Master en Derecho y Economía de la Unión Europea-Universidad Statale di Milano. Doctor de Investigación en Derecho Internacional de la Economía-Universidad Luigi Bocconi. Fundadora: CEFIAL-UE y Panorámica Latinoamericana. Fundadora y Coordinadora del Foro Euro-Latinoamericano de la Mujer. Lema: El conocimiento genera desarrollo. Las personas con conocimiento constituyen el mejor recurso de una Nación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here