Igualdad de Oportunidades ¿iniciamos por la educación?

0
228

Ante el Senado, el miércoles 17 de febrero, Mario Draghi, presentó en su calidad de Presidente del Consejo su Comunicación. Nadie fue más claro en la historia italiana, con relación a la Igualdad de Oportunidades, que recuerden los muros del Senado, ni los oídos de la ciudadanía quienes con suma atención lo escucharon.

Mario Draghi, Presidente del Consejo presentando su Comunicación al Senado

En una parte de su Comunicación Mario Draghi, expuso “No puede ignorarse, en la movilización de todas las energías del país para su relanzamiento, la participación de las mujeres. La brecha de género en las tasas de empleo en Italia sigue estando entre las más altas de Europa: unos 18 puntos en una media europea de 10.
La situación ciertamente ha mejorado desde el período de la posguerra, pero este aumento no fue de la mano con una mejora igualmente evidente en las condiciones profesionales de la mujer. Italia presenta hoy una de las peores brechas salariales de género en Europa, más una escasez crónica de mujeres en puestos gerencial relevante. La verdadera igualdad de género no significa respeto farisaico de las cuotas rosadas exigidas por la ley, esta requiere que se garantice la paridad de condiciones competitivas entre géneros. Pretendemos trabajar en este sentido, con el objetivo de reequilibrar la brecha salarial y a un sistema de bienestar que permita que las mujeres dediquen a sus carreras la misma energía que sus compañeros varones, superando la elección entre familia o trabajo.
Garantizar la igualdad de condiciones también significa asegurarse de que todos tengan el mismo acceso a la formación en las competencias clave que cada vez más permitirán construir una carrera digital, tecnológica y medioambiental. Queremos por lo tanto invertir económicamente, pero sobre todo culturalmente, para que siempre más mujeres jóvenes elijan formarse en los campos en los que pretendemos relanzar el País. Solo de este modo lograremos garantizar que los mejores recursos sean involucrados en el desarrollo del País.”

Giorgia Meloni, dirige el partido Fratelli d’Italia y preside uno de las siete agrupaciones políticas en el Parlamento europeo, los Conservadores Europeos.

No obstante los estupendos lineamientos expuestos por Mario Draghi ante el próximo relance económico de Italia gracias a la llegada de 209 mil millones de euros, Fratelli d’Italia liderado por Giorgia Meloni, es el único partido que no ha adherido manteniéndose en la oposición. De pequeño partido, liderado por esta joven política, está alcanzando dos dígitos tanto que la Lega ve con cierta preocupación su liderazgo del centro-derecha italiano. Giorgia Meloni, desde siempre fue coherente, considera que la mala gestión política exige elecciones generales y no volver a tener como Presidente del Consejo de Ministros a un externo, como lo fue Conte y ahora, Draghi.

El sábado 20 de febrero, en un programa radio, tres exponente de la izquierda italiana, hablan de Giorgia Meloni, uno de ellos es el profesor Giovanni Gozzini, catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Siena, quien inicia a insultarla, la califica de “verdulera”, “vendedora de pescado”, de “ignorante que no ha leído un libro” llegando a calificarla de “cerda”, “rana”.

En un minuto escabroso devastan la imagen de Giorgia Meloni, el programa acaba en la red generando un escándalo, una vez más la izquierda habla bien y actúa peor que todos, la falta de respeto a una mujer que toma decisiones autónomamente, que dirige un partido conformado en su mayoría por hombres, esto, los tres participantes en la conversación no lo pueden soportar, si Gozzini se expresa resuelto y con autoridad insulta, el coro de Giorgio Van Straten y Raffaelle Palumbo están en sintonía, cuando piden disculpas a la verduleras y a las vendedoras de pescado por compararlas con Giorgia Meloni.

Muchas voces ciudadanas se alzaron pidiendo desde la suspensión a la destitución de la Cátedra en la Universidad de Siena del prof. Gozzini quien, al ver la reacción, se disculpó públicamente pensando placar los ánimos. Sin embargo, la indignación aumentaba hasta que el presidente de la República Sergio Mattarella llamó por teléfono a Giorgia Meloni manifestándole su solidaridad. Acto seguido Mario Draghi, presidente del Consejo. La Ministra de la Universidad, y el Rector de la Universidad de Siena manifestaron que se tomarán las medidas correspondientes.

Han pasado dos días, el hecho sigue siendo noticia y escándalo, la potencia de las redes ha inmortalizado los sentimientos de estos espíritus pequeños en cuerpos avejentados con la autoridad de quienes son instruidos, poco educados a la empatía, que no conciben el desarrollo en igualdad de oportunidades para todos. Un profesor como Gozzini ¿qué tipo de enseñanza puede brindar sino de desigualdad?, un índice que debe agregarse antes de admitir en la enseñanza a quienes transmiten una mentalidad patriarcal denigrante que trasciende generaciones. Nos quedamos con esperanzas en la actuación del programa de Mario Draghi.