Irán

0

El mundo está en alerta desde que el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump dio la orden de matar con un ataque de dron al general iraní Qasem Soleimani.

En septiembre 2019, se renovó el Conjunto Plan de acción integral (JCPOA) conformado por la Unión europea, Estados Unidos, Occidente con Irán bajo el respaldo de la Resolución 2231 (2015) del Consejo de Seguridad de la ONU. El JCPOA ha sido considerado un elemento clave de la arquitectura global para la  no proliferación nuclear determinante para la seguridad mundial. En dicha fecha, los Estados Unidos se retiraron del JCPOA, volviendo a aplicar sus sanciones a Irán.

Por otro lado, Irán había, a la fecha, superado lo previsto en el JCPOA referido a las existencias de uranio enriquecido según un informe del 8 de septiembre sobre investigación-desarrollo e instalaciones con centrifugadoras adicionales, lo cual anticipaba un proyecto de aumento significativo de la capacidad de enriquecimiento de uranio en Irán.

Lo que ahora está en grave riesgo es la desatención completa de parte de Irán del JCPOA.

El AR/VP Borrell inmediatamente después de la muerte del general Qasem Soleimani declaró: “El actual ciclo de violencia en Iraq debe detenerse antes de que se salga de control. La UE hace un llamado a todos los actores involucrados y a aquellos socios que pueden tener influencia para ejercer la máxima moderación y mostrar responsabilidad en este momento crucial. Otra crisis corre el riesgo de poner en peligro años de esfuerzos para estabilizar Iraq. Además, la escalada en curso amenaza a toda la región, que ha sufrido enormemente y cuyas poblaciones merecen vivir en paz. Se necesitan más diálogos y esfuerzos para mejorar la comprensión mutua para ofrecer soluciones a largo plazo a la estabilización de Oriente Medio. La UE está dispuesta a continuar su compromiso con todas las partes para contribuir a calmar las tensiones y revertir la dinámica del conflicto”.

Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, declaró “El ciclo de violencia, provocaciones y represalias que hemos presenciado en Iraq en las últimas semanas tiene que detenerse. Se debe evitar una mayor escalada a toda costa. Iraq sigue siendo un país muy frágil. Demasiadas armas y demasiadas milicias están ralentizando el proceso hacia un retorno a la vida cotidiana normal para los ciudadanos de Iraq. El riesgo es un estallido generalizado de violencia en toda la región y el surgimiento de oscuras fuerzas del terrorismo que prosperan en momentos de tensiones religiosas y nacionalistas”.

Se teme que Venezuela, quien mantiene relaciones con Irán habiendo acogido a los Hezbolá, en particular, mantiene una relación sólida con la Alianza bolivariana (ALBA), pueda ser la base de represalias desde y hacia el continente Americano. Ante esta situación, la presidencia interina de Venezuela emitió el siguiente comunicado:

Itamaraty, señala la postura de Brasil ante los eventos en Iraq y la lucha contra el terrorismo “Al enterarse de las acciones tomadas por los Estados Unidos en los últimos días en Irak, el Gobierno brasileño expresa su apoyo a la lucha contra el flagelo del terrorismo y reitera que esta lucha requiere la cooperación de toda la comunidad internacional sin buscar ninguna justificación o relativización para el terrorismo.

Brasil también está listo para participar en los esfuerzos internacionales para ayudar a prevenir una escalada de conflicto en este momento.

El terrorismo no puede considerarse un problema restringido a Oriente Medio y los países desarrollados, y Brasil no puede permanecer indiferente ante esta amenaza, que incluso afecta a América del Sur.

Ante esta realidad, en 2019 Brasil comenzó a participar plenamente, y no solo como observador, en la Conferencia Ministerial Hemisférica para Combatir el Terrorismo, que tendrá una nueva sesión el 20 de enero en Bogotá.

Brasil sigue de cerca los acontecimientos en Irak, incluido su impacto en los precios del petróleo, y pide una vez más la unidad de todas las naciones contra el terrorismo en todas sus formas.

Brasil también condena los recientes ataques contra la Embajada de los Estados Unidos en Bagdad y hace un llamado al respeto de la Convención de Viena y a la integridad de los agentes diplomáticos estadounidenses reconocidos por el gobierno iraquí presente en ese país”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here