Fue en la trigésimo sexto período de sesiones, la reunión bienal más importante de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, donde el Ministro cubano Rodrigo Malmierca presentó el ofrecimiento de su país para ser sede del próximo período de sesiones de la CEPAL, en mayo 2018, propuesta que fue aprobada posteriormente por aclamación por todos los delegados.

Recientemente,  Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, recibió al Ministro cubano de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca, en la sede de la CEPAL en Santiago, Chile, donde suscribieron un acuerdo en el que se confirma que Cuba será el país sede del Trigésimo séptimo período de sesiones de la CEPAL, la reunión bienal más importante del organismo regional, que se realizará del 7 al 11 de mayo en La Habana.

Esta oportunidad, ofrece un foro para analizar los temas de mayor relevancia para el desarrollo económico y social de los países de la región así como para examinar la marcha de las actividades de la CEPAL. Ésta presentará a sus países miembros su reporte de actividades y propondrá a los gobiernos una reflexión sobre los avances en las estrategias de desarrollo en el contexto de los compromisos de la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

“Para nuestro país es muy importante acoger el período de sesiones de la CEPAL como una gran oportunidad para avanzar en el análisis de los grandes temas de desarrollo de la región en este espacio colectivo”, afirmó el Ministro Malmierca tras la suscripción del acuerdo sede.

Alicia Bárcena, por su parte, precisó que en esta ocasión la reunión profundizará en la idea y necesidad de la igualdad en América Latina y el Caribe, en línea con lo trabajado en sus cuatro anteriores períodos de sesiones celebrados en 2010 en Brasilia; en 2012 en San Salvador; en 2014 en Lima y el 2016 en la Ciudad de México.

“Mantenemos a la igualdad en el centro de nuestras propuestas y destacamos la importancia de terminar con la cultura del privilegio como condición central para avanzar hacia el desarrollo sostenible”, dijo la funcionaria de las Naciones Unidas.

El  trigésimo sexto período de sesiones, realizado en el 2016 en México. Fungió como  Presidenta del período de sesiones, la Secretaria de Relaciones Exteriores de México, Claudia Ruiz Massieu, asumió formalmente en nombre de su país la presidencia de la CEPAL por los próximos dos años.

Las propuestas y el enfoque integrado del desarrollo presentado por la CEPAL encuentran contenidos en su documento Horizontes 2030: la igualdad en el centro del desarrollo sostenible, así como sus conclusiones.

Fueron aprobadas 18 resoluciones, entre ellas la “Resolución de México” en la que se crea el Foro de los Países de América Latina y el Caribe sobre el Desarrollo Sostenible, que será el mecanismo regional para el seguimiento y examen de la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, incluidos los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y sus metas, sus medios de implementación y la Agenda de Acción de Addis Abeba sobre la financiación para el desarrollo.

“El capítulo que estamos escribiendo en este período de sesiones en Ciudad de México sembrará semillas potentes, semillas de cambio, de justicia social y de igualdad. Nos hemos apropiado de una agenda global, con horizonte al 2030, para hacerla nuestra, latinoamericana y caribeña”, declaró Alicia Bárcena.

“Hemos llegado a un umbral de no retorno, donde el desarrollo sostenible, la inclusión y la igualdad ya no son parte de un menú de opciones sino la única ruta para tener un futuro viable. El cambio debe ser estructural y la prosperidad compartida, o no será para nadie. Hoy América Latina y el Caribe está dando el ejemplo. Ya tenemos el diagnóstico, las herramientas, el consenso y esta semana pusimos las bases para la implementación”, indicó Ruiz Massieu al declarar por finalizada la reunión de la CEPAL.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here