Brasil y Colombia patrocinarán el Acuerdo Comercial Mercosur – Alianza del Pacífico

0
141

En efecto, Itamaraty promovió el 5 de junio en Brasilia el seminario “MERCOSUR-Alianza del Pacífico: reforzando los vectores de la integración”, con el objetivo de discutir las perspectivas de la convergencia entre los dos bloques y su impacto en los países de la región y en su inserción en la economía mundial. Es claro que el MERCOSUR y la Alianza del Pacífico son hoy proyectos claramente complementarios aunque, hasta hace poco, los dos bloques parecían caminar en sentidos opuestos, se señala que algunos analistas llegaron a hablar de un nuevo Tratado de Tordesillas separando los países volcados hacia el Atlántico de los países que se proyectan hacia el Pacífico.

Con este evento confirmaron la aproximación entre el MERCOSUR y la Alianza del Pacífico como un nuevo polo dinámico de la economía mundial. Ambas agrupaciones responden por más del 90% del PIB y de los flujos de inversión directa extranjera en la región y suman 470 millones de personas, es decir, el 80% de la población de América Latina y el Caribe.

Iniciada en 2014, la cooperación entre el MERCOSUR y la Alianza del Pacífico se intensificó el año 2017, con la definición de una pauta concreta para orientar las actividades conjuntas, el llamado “Mapa del Camino”. La verdad es que no partimos de cero, ya estamos muy cerca de la vigencia de una zona libre comercio en América del Sur, realidad que pasa muchas veces desapercibida, señaló Itamaraty.

De los países de la Alianza-Chile, Colombia, Perú y México-, sólo este último no tiene un acuerdo de libre comercio con el MERCOSUR. Durante la presidencia brasileña del bloque, en el semestre pasado, el MERCOSUR presentó a la Alianza la propuesta de acuerdo sobre facilitación de comercio para simplificar los trámites de comercio exterior, una fuerte demanda del sector privado en nuestros países.

MERCOSUR y Alianza del Pacífico buscan así aprovechar mejor los acuerdos comerciales existentes, fomentar la integración productiva, avanzar en temas regulatorios e incentivar la interacción empresarial, con especial atención a las pequeñas y medianas empresas.

La intensificación de los vínculos con la Alianza del Pacífico ocurre en un momento de dinamismo de la agenda económico-comercial de Brasil y del MERCOSUR con la región. Estamos empeñados en ampliar un acuerdo de comercio bilateral con México. MERCOSUR y Colombia concluyeron el año pasado un instrumento que amplió la liberalización del comercio de Brasil con Colombia al 97% de la pauta arancelaria.

En marzo, Brasil y Perú firmaron un protocolo que anticipó la liberalización del comercio bilateral para bienes del sector automotriz. En abril, Brasil y Chile dieron paso decisivo al lanzar la negociación de un ambicioso acuerdo de libre comercio, incluyendo un amplio abanico de cuestiones no arancelarias. En la misma ocasión, se firmaron acuerdos de compras gubernamentales e inversiones en instituciones financieras, creando nuevas oportunidades para las empresas de ambos países.

El compromiso del MERCOSUR con la Alianza del Pacífico integra la estrategia de modernización de la presencia de Brasil en el mundo. Traduce, de forma clara, el compromiso del gobierno del presidente Michel Temer con la integración regional y el libre comercio, piezas clave para la promoción del crecimiento sostenido de Brasil.

En el momento en que las tendencias proteccionistas ganan fuerza en el escenario internacional, la aproximación entre el MERCOSUR y la Alianza del Pacífico representa, sin duda,  una inestimable contribución a un sistema internacional de comercio abierto y equilibrado.

Durante la visita oficial del presidente Juan Manuel Santos a Brasil, (marzo 2018) el presidente Michel Temer destacó la productividad del encuentro, con la firma de acuerdos en las áreas de seguridad pública, ciencia y tecnología y agricultura familiar. El presidente brasileño dijo que los dos países van a patrocinar un acuerdo de comercio entre el Mercosur y la Alianza del Pacífico (México, Chile, Colombia y Perú) y recordó que en 2017 entró en vigor el acuerdo Mercosur-Colombia. Un tema sensible que también acomuna Brasil y Colombia es el éxodo de los venezolanos hacia sus respectivos países.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here