Consumo y economía circular: los números

0
89

En promedio, alrededor de 13 toneladas de materiales se consumieron per cápita en Europa en 2020. Pero entre las cinco grandes economías en el centro del análisis de este Informe: Italia, Francia, Alemania, Polonia, España las diferencias son sustanciales: van desde 7,4 toneladas por habitante en Italia a 17,5 en Polonia. Alemania está en 13,4 toneladas, Francia en 8,1, España en 10,3.

En 2020, ninguno de los cinco países europeos examinados vio un aumento en la productividad de los recursos. En Europa en 2020, con paridad de poder adquisitivo, se generaron 2,1 euros de PIB por cada kg de recursos consumidos. Italia ha alcanzado los 3,5 euros de PIB, un 60% más que la media de la UE.

La tasa de uso de material procedente del reciclaje mide la contribución de los materiales reciclados a la demanda global de material. En 2020, último año de datos disponibles, la tasa de uso de material procedente del reciclaje en la UE fue del 12,8%. En Italia, nuevamente en el mismo año, el valor alcanzó el 21,6%, solo superado por el de Francia (22,2%) y más de 8 puntos porcentuales por encima del de Alemania (13,4%). España (11,2%) y Polonia (9,9%) ocupan la cuarta y quinta posición respectivamente.

Noticias positivas para Italia también en el frente de los residuos. En Italia, la tasa de reciclaje de todos los residuos ha alcanzado casi el 68%: es la cifra más alta de la Unión Europea. Entre las cinco economías observadas, Italia es la que en 2018 recicló la mayor parte de los residuos especiales: los de industrias y empresas: alrededor del 75%. En cuanto a los residuos municipales: 10% del total de residuos generados en la Unión Europea, el objetivo de reciclado es del 55% para 2025, 60% para 2030 y 65% ​​para 2035. En 2020, la UE 27 se recicla el 47,8% de los residuos urbanos; en Italia el 54,4%. También en 2020, los residuos municipales enviados a vertederos en toda la UE fueron del 22,8 %. Después de Alemania, las mejores actuaciones son las de Francia: 18% e Italia: 20,1%.

Por otro lado, hay sectores en los que Italia está en clara dificultad. Uno es el consumo de suelo: en 2018 en la UE de 27 países el 4,2% del territorio estaba cubierto por superficie artificial. Polonia fue 3,6%, España 3,7%, Francia 5,6%, Italia 7,1%, Alemania 7,6%. También en ecoinnovación está en los últimos lugares: en 2021 desde el punto de vista de las inversiones en este sector, Italia aparece en el puesto 13 de la UE con un índice de 79. Alemania está en el 154. Finalmente, la reparación de bienes: en Italia en 2019 más de 23.000 empresas trabajaban en la reparación de productos electrónicos y otros bienes personales (ropa, calzado, relojes, joyas, muebles, etc.). Están por detrás de Francia (más de 33.700 empresas) y España (poco más de 28.300). En este sector han perdido casi 5.000 empresas (alrededor del 20%) respecto a 2010.

Haciendo las sumas, parece que Italia y Francia son los países que registran los mejores resultados en circularidad, con un total de 19 puntos cada uno. En segunda posición, tres puntos por detrás, España se sitúa con 16 puntos. El índice de desempeño de circularidad de Polonia y Alemania es mucho más contenido, obteniendo 12 y 11 puntos respectivamente.