“Cerro de Oro” la sede de una “ciudad” pre-Inca (Primera Parte)

0

Todos deseamos conocer nuestro pasado, saber cómo vivían nuestros ancestros. En el Perú, con la llegada de los españoles, se “borraron” muchos rastros de las usanzas de las culturas preincaicas e incaicas. Hasta recuperar nuestra identidad, ha pasado del tiempo. Desde hace poco, los peruanos, revalorizamos cada día más nuestra cultura en el más amplio sentido del término y buscamos nuestro pasado. Nos encontramos en esa búsqueda.

Julio C. Tello, ha sido el arqueólogo fundador de la Arqueología peruana, fundó el Museo de Arqueología del Perú. Entre sus investigaciones destacamos el descubrimiento en 1927, de 429 momias en Cerro Colorado, cerca a la Península de Paracas, cerca a Cerro de Oro.

Cerro de Oro, para Julio C. Tello, fue motivo de investigación y también para varios arqueólogos norteamericanos desde los años ‘20, luego se retoma la investigación en los años ‘50. Desde 2012 entra el grupo dirigido por Francesca Fernandini.

schermata-2016-12-11-alle-20-42-15
En sentido horario: Mapa del Perú con la señalizacion de “Cerro de Oro”. Foto siguientes: señalización más puntual y tercera foto el área de “Cerro de Oro”. Fuente: Google Maps.

¿Cuál es la gran particularidad de Cerro de Oro?
Las costumbres indigenas peruanas hablan de un proceso de comunidad a la inversa de la cultura occidental. Como sabemos, la cultura occidental, parte del centro, de una aldea que se convierte en una ciudad para luego ampliarse hasta llegar a la periferia. En el caso peruano, la personas se unen en pequeños grupos familiares, viven aisladas, no viven “en sociedad”, no hay un centro, no hay una periferia. Sin embargo “Cerro de Oro”, tiene la particularidad de haber nacido de la nada, la ciudad se crea de la nada, sobre una roca de aproximadamente 150 hectáreas, se construyen unas paredes muy altas de hasta 6 /7 metros, como una fortaleza, con una arquitectura sólida sobre la roca, es una arquitectura tan sólida que se mantiene hasta ahora, intacta en el tiempo. La investigación que lleva adelante Francesca Fernandini con la participación de entidades del Estado, tiene el propósito de descubrir y hacernos conocer el día a día de la gente y también la razón de su muerte.

schermata-2016-12-11-alle-18-13-34
Captura de Imagen: Área de “Cerro de Oro” la ciudad de barro. Fuente: Google Maps

Son pocas las huellas de “ciudades” como la que tenemos la oportunidad de conocer en esta ocasión como es “Cerro de Oro”. No obstante, siguen siendo controvertido el concepto de ciudad o de asentamiento humano. Cerro de Oro era una agrupación de familias, con casas similares, con áreas públicas muy grandes, son tres las áreas publicas, con cerámicas similares en las formas, en las dimensiones, lo que hace pensar en la existencia de un taller que producía para toda la comunidad, no hay elementos para pensar que cada familia haya creado la suya. Esto da más sentido de una ciudad, de una organización común. Nos encontramos frente a una ciudad organizada.

rdrb5rs9g27mw5qjsrsw_thumb_de6
Vasija de la Cultura Nazca (izquierda), vasija de “Cerro de Oro” (derecha).

Esta área estaba rodeada de una fortaleza de piedras, una construcción ¿para defenderse?, para ¿marcar el espacio?, aún no está esclarecido. El ingreso a Cerro de Oro, te hace entender que todo estaba construido, estabas en una área construida con un conocimiento compartido, las casas son similares, el ancho de las puertas, el ancho de las paredes, las habitaciones, todos los habitantes de esta “comunidad” aprendieron a la vez, siguieron directivas que han dado lugar a la creación  de “Cerro de Oro”. Todo fue construido en el mismo momento. Las excavaciones, hasta la fecha han sido circunscritas a una pequeña área, por lo que queda aún mucho por descubrir.

0s8agxsrx2fbgdwzirl3g_thumb_de7
Vasija Nazca que trae inspiración de las Vasijas de Cerro de Oro.

 

1w23ddkeql1ddhdumcuw_thumb_de9
Los “Coladores” aún no ha sido esclarecida su función. Se supone hayan sido utilizados para ceremonias.

Surgen preguntas, ¿qué pudo llevar a miles de personas reunirse y construir una ciudad que duró 300 años? ¿de qué se protegían o de qué escapaban? ¿qué los motivó a irse y sellar con un ritual la ciudad? ¿a dónde se fueron?
Se piensa que pudo haberse verificado un “fenómeno del Niño” que los obligó a reunirse en una cierta altura bajo determinadas características.

Cerro de Oro inicia en los años ‘500 y es abandonado en los años ‘800 con un acto ceremonial, los habitantes sellan todos los cuartos y los espacios con adobe, colocan tumbas. Cien años después, un grupo poblacional utiliza el sitio como cementerio, doscientos años pasan sin que se haga algún uso. Luego, se verifica una ocupación previa a la llegada de los Incas, durante y posterior a los Incas, ocupan el lugar. Son tres periodos principales que se dieron a lo largo de aproximadamente mil años: Cerro de Oro, Wari y Guarco-Inca.

La gente de Cañete, tiene a los Guarcos como sus antepasados directos, era gente orgullosa que no quería someterse al Imperio Incaico, cuando éstos llegan en su campaña de expansión, los Guarcos se enfrentan durante 3 o 4 años. Los Incas luchan con la ayuda de los vecinos, finalmente deciden llegar a una tregua y establecen la paz. Los hombres Guarco, pescadores por excelencia, van a pescar, durante ese espacio de tiempo, los Incas traicionan, asesinando a las mujeres y a los niños, matan a gran parte del pueblo contando con la ayuda de las poblaciones de la sierra. Los pescadores son también asesinados a su regreso, luego de la pesca. Esto consta en crónicas. Como premio, los Incas, les cedieron terrenos a quienes colaboraron en esta matanza, entre los terrenos se cede el territorio de Cerro de Oro y se constata con las construcciones de piedra del último periodo. Se piensa que la gente de la matanza de los Incas, pudo haber sido enterrada en el sitio. Aparece también en las crónicas, cuando llegan los españoles se habla del “Cerro de los Ahorcados”, el “Cerro de los sepultados”, hasta antes de 1900 se llamaba “Cerro del ahorcado o de las sepulturas”.

Se han encontrado vestigios importantes como los “coladores”, también quipus, estamos hablando de los años 600 dC. Los quipus pre-incas son diferentes a los quipus incas, han sido encontrados en la mezcla del sellado del asentamiento humano.

6hcte8ksps8qr3elmtjaq_thumb_dd7
Foto: A la izquierda, Francesca Fernandini, Directora del Proyecto Arqueològico Cerro de Oro y Carol Rodríguez tesista de la Universidad Católica del Perú sobre Cerro Verde y Voluntaria en la excavación. MALI y el Proyecto Arqueológico Cerro de Oro (PACO) presentan Cerro de Oro. Una ciudad de barro en Cañete, exposición que invita a descubrir el resultado de las más recientes investigaciones realizadas en este sitio arqueológico del 14 de setiembre de 2016 al 26 de febrero de 2017 en la Sala de textiles del Museo de Arte de Lima – MALI. Curada por Cecilia Pardo, curadora de colecciones y arte precolombino del MALI, y Francesca Fernandini, directora del Proyecto Arqueológico Cerro de Oro.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here