Reflexiones del Defensor del Pueblo. Mensaje de la JNJ

0

La Administración de Justicia del Perú muestra un poder Judicial a la deriva, la política se adueñó de esta institución, bandas organizadas se hacían justicia gracias a sus buenos amigos, o cómo entre ellos se llaman “hermanitos”, también fue origen de fortunas.

La creación de la Junta Nacional de Justicia – JNJ, sustituye al mal notorio e tristemente conocido, Consejo Nacional de la Magistratura.

La JNJ, es un organo autónomo que tiene las funciones de nombrar y ratificar a Jueces, Fiscales del Poder Judicial, Jefes de ONPE y RENIEC, ejercerá un control de los Magistrados y de sus actos en la Administración de Justicia.

Son 7 personalidades de amplia y comprobada profesionalidad las cuales han sido nombradas, personas que han superado diferentes pruebas de idoneidad personal y profesional.

Walter Gutierrez, Defensor del Pueblo,  es uno de los Miembros de la Comisión Especial encargada de seleccionar a los Magistrados, antes de tomarles el juramento a cinco de los siete miembros, manifestó que no ha sido fácil para la Comisión Especial llegar al momento del juramento, tuvo que caminar con adversidades, “adversidades que fueron superadas”. Esta situación, la extiende como reflexión a los nombrados, de los cuales destacó la trayectoria, la integridad, la solvencia profesional que darán seguridad, lustre y satisfacción a una tarea que es fundamental, es decir: la reforma de la justicia en el país.

Siendo el primer paso y no obstante, señaló Gutierrez, no sea suficiente, porque hay que sumarlo a otros esfuerzos, sin embargo, es un paso importante porque lo que se votó en diciembre del año pasado fue además de una nueva institución fue “la creación de un nuevo modelo de control y evaluación de los jueces” porque, todos los caminos de nuestros problemas, nos conducen a la Justicia. Por ello, es fundamental una institución que evalúe y controle a los jueces.

La Comisión Especial tuvo dificultades para ejercer su mandato, por ello, Gutierrez considera que tampoco será fácil para los miembro de la JNJ, quienes tendrán que enfrentar tareas complicadas. Les sugirió, a título personal: trabajar, laborar por la interoperabilidad del sistema de justicia, explicó que la Comisión tuvo que trabajar con la información proporcionada por el Estado, que no fue satisfactoria, era incompleta, que llegaba tarde y cuando llegaba podía ser interesada. Por ello, para una correcta toma de decisiones, un paso decisivo en el sistema de justicia, requiere de la interoperabilidad.

Otro tema, señaló, es la predictibilidad, es decir con la igualdad, con la seguridad jurídica, es fundamental en el sistema de justicia y no la habrá sino se respetan los precedentes del Tribunal Constitucional, de los plenos casatorios y de las otras instancia, hay 7, 200 fiscales así como más de 3,000 jueces y ellos no pueden sustraerse de igualar el sistema de justicia.

“Si estas dos cosas se inician a hacer, se podría construir una justicia más institucionalizada”.

Además, recalcó que una institución como es la JNJ, a menudo es acechada por un conjunto de poderes, económico, político, mediático, instituciones interesadas que quieren “sustraernos y sustituirnos”. Frente a esa situación se necesita: carácter, un funcionario “tiene que tener carácter”, y una institución debe imprimir en la conducta de los funcionarios “carácter”. La JNJ, en el yunque de los hechos, “tendrá que demostrar en su momento el carácter”.

Videoteca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here