¿Cómo ven los italianos a los países Latinoamericanos frente al COVID-19?

0

Italia vive en un péndulo, quiere ser anglosajona pero su espejo es Latinoamérica, tantas raíces en nuestras tierras donde ellos ven sus virtudes y sus defectos.

Si España entró en las entrañas latinoamericanas dejando el germen de nuestros irresueltos problemas, en Italia encontramos una inspiración de democracia más igualitaria, sin castas.

Cuando el péndulo italiano se acerca a Latinoamérica coincide con un momento de crisis, de búsqueda, de clarificación. Este es uno de ellos, precisamente el Manifiesto de Mario Vagas Llosa “Que la pandemia no sea un pretexto para el autoritarismo”, fue motivo para que el Instituto Bruno Leone con el profesor Loris Zanatta, histórico de América Latina realizará un análisis sobre cómo se están comportando los países latinoamericanos ante el COVID-19.

Zanatta utiliza la metáfora de “los tres cochinitos y e lobo”, quien construyó la casa de ladrillos, podrá resistir mejor esta crisis y quien tiene la casa de paja?

Define nuestros países en tres categorías en Milenaristas, Apocalípticos y Responsables.

Los Milenaristas son quienes no asimilan la historia como es, no la enfrenta con el necesario realismo, sino cómo la historia debería ser, consideran que deben cumplir una misión histórica, un destino manifiesto. Un virus, una pandemia no los puede frenar, son negacionistas. Es el caso de  Bolsonaro, de López Obrador.

Los Apocalípticos, consideran que la pandemia no es una desgracia, enfrenta la pandemia como una señal de Dios, de la naturaleza, es un castigo. Nos hemos comportado mal, es nuestra culpa y nuestro pecado, un pueblo originario que ha sido corrompido por el liberalismo. Caso de El Salvador, Argentina.

Los Responsables, donde encontramos a Chile, Perú, Colombia, con sus límites son responsables, han enfrentado la pandemia por lo que es: una pandemia. No son gobiernos con visión mesiánica ni apocalíptica. Se confían en la ciencia, en la política y en el sentido común.

Finalmente se refirió a los Médicos Cubanos, a lo que hay tras los médicos cubanos. Son células de un organismo, Fidel Castro, los llamaba “mis misioneros”, son militares, agentes del servicio secreto, información documentada en los archivos. Estos hombres deben servir a la patria y su causa, parten como voluntarios, pero, en Cuba no existe el voluntariado, existe el voluntario forzado, de otro modo, te marginan. Económicamente son el primer rubro del ingreso a Cuba: 85% va al Estado,15% al medico, quien ya gana una miseria en Cuba, tiene la oportunidad de mejorar su condición de vida. La OIT ha denunciado esta práctica calificándoles de “esclavos”.

MANIFIESTO FIL QUE LA PANDEMIA NO SEA UN PRETEXTO PARA EL AUTORITARISMO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here