Los Paradise Papers: transparencia, notificación pública y lista negra

0
106

Inicialmente estaban los “Panamá Papers”, ahora, se han agregado los “Paradise Papers”, son los documentos que han surgido luego de una larga investigación periodística realizada por Süddeutsche Zeitung y por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación ICIJ y sus 95 socios de medios.

Tiene como base los documentos de una firma de abogados offshore Appleby, y una compañía fiduciaria más pequeña Asiaciti y sus registros en 19 jurisdicciones secretas. Se han conocido, gracias a estas investigaciones, numerosos acuerdos de préstamos, estados financieros, correos electrónicos, escrituras de fideicomiso y otros papeleo que abarca casi 50 años.

Como señala Le Monde, que ha participado en la investigación, los «Paradise Papers» tienen tres fuentes de datos que representan 13, 5 millones de documentos:

  • 6,8 millones de documentos internos del Estudio de Abogados Appleby, con sede en las Bermudes y representa a una decena de paraísos fiscales;
  • 566,000 documentos internos del estudio de Abogados Asiaciti Trust, con sede en Singapur.
  • 6,2 millones de documentos de registros confidenciales de sociedades de diecinueve paraísos fiscales: Antigua-y-Barbuda, Aruba, Bahamas, Barbados, Bermudas, Dominica, Grenada, Islas  Caimán, Islas Cook, Islas Marshall, Labuan, Liban, Malta, Saint-Christophe-et-Niévès, Santa-Lucia, Saint-Vincent-et-les-Grenadines, Samoa, Trinidad y Tobago, Vanuatu.

Se relacionan con las actividades extraterritoriales de las personas ricas, personas de alto patrimonio neto (HNWI) y ultra HNWI (UHNWI), y empresas multinacionales que cambian sus ganancias y fondos o sus compras a través de diferentes jurisdicciones fiscales para obtener una reducción sustancial o cero responsabilidad. La cantidad de recursos fiscales perdidos es difícil de evaluar, pero es sustancial. La globalización y la digitalización permiten que el dinero se mueva a través de los límites fronterizos con relativa facilidad, pero por otro lado no hay una dimensión coincidente con las jurisdicciones fiscales. Las situaciones cubiertas se relacionan con la optimización fiscal, la planificación fiscal agresiva, la evasión fiscal,  que es a priori legal, pero puede implicar cierta asunción de riesgos, contrariamente a la evasión y el fraude fiscales, que son ilegales.

Además, la competencia fiscal y el conjunto limitado de herramientas de cooperación previstas por el derecho internacional crean lagunas e inconsistencias, que utiliza la optimización impositiva. Con el apoyo de intermediarios y facilitadores, los esquemas de optimización impositiva están adaptados para adelantarse a las disposiciones reglamentarias, concretamente al establecer la residencia fiscal en consecuencia. El asesoramiento offshore es proporcionado por firmas especializadas en ayudar a los clientes a mudarse a jurisdicciones de bajos impuestos, como Appleby en el presente caso. Otro elemento que permite que dichos esquemas funcionen es la opacidad proporcionada por ciertas estructuras como los fideicomisos y arreglos similares. Esto protege al último propietario beneficioso (UBO) y hace que sea imposible asignar activos a los contribuyentes, permitiendo que UBO no tenga estos activos contabilizados en su base tributaria en la jurisdicción en la que se encuentra su residencia fiscal.

Reacciones a los documentos filtrados
A nivel mundial, las voces han condenado estas prácticas, considerados la punta del iceberg dentro de un contexto normativo que aún no ha implementado los últimos cambios, como señaló el Secretario General de la OCDE, Ángel Gurria, quien ha pedido se adopten otras medidas, como, la adopción de una lista de paraíso fiscal europeo y la revisión del IVA.

El Comisario Moscovici se presentó este 14 de noviembre en el pleno del Parlamento europeo que está sesionando en Estrasburgo, manifestando su indignación porque día tras día las informaciones ponen de relieve un sistema planetario de optimización fiscal o planificación agresiva, “sabemos que desde hace mucho tiempo muchas multinacionales trabajan para escapar del pago de impuestos, la práctica sistemática es creciente muchas veces son legales, con la ley en la mano realizan evasiones, por ello hay que cambiar la ley, por eso he puesto el acento en la transparencia.”

El Comisario Moscovici espera que su propuesta sea aceptada lo que implicará que las empresas deberán declarar sus actuaciones, si son ilegales deberán ser investigadas y si son legales se podrán identificar las lagunas. Consideró que era “una propuesta sencilla, no hay tiempo para perder.”

Su segunda propuesta, se refiere a una notificación pública a las empresas, habría una presión que hoy no tienen, todos podrán acceder a las notificaciones públicas, los gestores también. El Comisario Moscovici espera que la presión de la prensa y la opinión pública “podrá generar un cambio, la transparencia es competitividad para una empresa.”

La tercera medida, es la creación de una lista negra europea de paraísos fiscales, prometió que esta lista será realidad el próximo 5 de diciembre. Por otro lado, los terceros países están involucrados, hasta ahora son 92 países que han anunciado que modificarán su legislación que será similar a la europea.

Un intenso debate parlamentario se generó, protestas muy vivas por parte de los parlamentarios, acusando al Comisario Moscovici de responsabilidad por el estado de las cosas, pues hay que actuar rápido. La evasión fiscal es considerada una práctica inmoral realizada por empresas que reciben altos beneficios y ricos que detrás esconden delitos, por ello se requiere además un sistema de sanciones a los países cómplices de la evasión fiscal.

Señalaron que se ha demostrado que todas las ideologías están involucradas, incluso los secesionista de Barcelona.

Existe el gran riesgo que Reino Unido se convierta en una paraíso fiscal y que en la negociación BREXIT se le debe hacer una clara advertencia y se cree la lista negra. Como se ha visto, hasta la Reina Isabel tiene su dinero en los paraísos fiscales.

Considerada como una fiscalidad clasista, donde, por ejemplo, las PYMES no participan, en cambio, sí las grandes empresas.

Finalizado el debate, el Comisario Moscovici, solicitó a los parlamentarios ayudar a los Estados pues son los Estados quienes elaborarán la lista negra. Por otro lado, solicitó que se mantenga viva la atención y se aprueben las acciones propuestas pues queda muy poco para las próximas elecciones parlamentarias y hay que evitar que la población europea desilusionada elija populistas o quienes se presentan como salvadores cuando en realidad son quienes propician la evasión de impuestos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here