La formación de aprendices, combinación del aprendizaje en la escuela y la formación en el lugar de trabajo, facilita la transición de los jóvenes desde la educación y la formación hacia el trabajo. Actualmente hay en torno a 3,7 millones de aprendices que reciben formación en Europa. Esta cifra debe compararse con los aproximadamente 20 millones de estudiantes universitarios. Algunos Estados miembros tienen tradiciones muy largas y eficaces con este tipo de formación. Otros están apenas estableciendo o consolidando sus sistemas de formación de aprendices. En general, entre el 60 y el 70 % de los aprendices trabajan directamente después de su formación; en algunos casos, se llega hasta el 90 %.

La propuesta que encuentra su base en la Declaración de Roma, de 25 de marzo de 2017, en la cual los dirigentes europeos prometieron trabajar para conseguir «una Unión en la que los jóvenes reciban la mejor educación y formación y puedan estudiar y encontrar trabajo en todo el continente».

Esta iniciativa complementa las iniciativas de la Comisión para reforzar la educación y la formación profesionales (EFP), en concreto el Marco de Calidad para los Períodos de Prácticas ya existente.

En los tres últimos años, el desempleo juvenil ha descendido con más rapidez que la tasa general de desempleo, del 21,4 % en 2014 al 16,7 %, si bien sigue estando bastante por encima de la media de la Unión (7,6 % en agosto de 2017).

A fin de evaluar la calidad y la eficacia de los sistemas de formación de aprendices, el Marco propuesto establece siete criterios sobre las condiciones de aprendizaje y de trabajo:

1) contrato por escrito; 2) resultados del aprendizaje; 3) apoyo pedagógico; 4) componente relativo al lugar de trabajo; 5) remuneración o compensación; 6) protección social; 7) condiciones de trabajo, salud y seguridad.

También propone siete criterios sobre las condiciones marco:

8) marco reglamentario; 9) participación de los interlocutores sociales; 10) apoyo para las empresas; 11) itinerarios flexibles y movilidad; 12) orientación profesional y concienciación; 13) transparencia; 14) aseguramiento de la calidad y seguimiento de los titulados.

La propuesta será debatida por los Estados miembros con vistas a su adopción por el Consejo. La Comisión está preparando un nuevo conjunto de servicios de apoyo para ayudar a los Estados miembros y a las partes interesadas a implementar el Marco mediante el intercambio de conocimientos, la creación de redes y las actividades de aprendizaje entre iguales.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here