Convención de Minamata a nivel mundial

112 visitas Deje un comentario

 El 18 de mayo la Unión europea ha dado inicio ante las Naciones Unidas en Nueva York, que  el tratado de Minmata tenga vigencia mundial, esta Convencion se propone reducir la exposición al mercurio.

El objetivo es  proteger la salud de los ciudadanos y el medio ambiente en todo el mundo.

Por iniciativa de la UE, el Convenio de Minamata sobre el mercurio, que es el nuevo tratado mundial en este ámbito, fue negociado y concluido en 2013. La UE cuenta con una de las políticas más ambiciosas en el campo de la protección contra el mercurio. Pero, como entre un 40 y un 80 % del mercurio que se deposita en Europa procede de las emisiones en otras partes del mundo, es preciso realizar una acción internacional de gran envergadura para proteger la salud de nuestros ciudadanos.

Karmenu Vella, comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, ha declarado lo siguiente: «El nuevo tratado mundial sobre el mercurio servirá para proteger a millones de personas en todo el mundo de la exposición a este tóxico metal pesado. Con su ratificación, la UE ha realizado una aportación decisiva y ha puesto en marcha su entrada en vigor. Esto supone un gran éxito para la «diplomacia verde» de la UE. Pone de relieve el compromiso de la Unión Europea en pro de una acción internacional concertada y fuerte».

El Convenio de Minamata, que lleva el nombre del lugar donde se produjo el peor caso de contaminación por mercurio, no solo reforzará los requisitos medioambientales a escala mundial, sino que impondrá unas condiciones de competencia iguales para todas las grandes economías, que tendrán que aplicar unos requisitos medioambientales similares a los ya vigentes en la UE.

Las mujeres embarazadas, los lactantes y los niños corren un especial peligro a causa de la exposición al mercurio en la cadena alimentaria; el Convenio supondrá una disminución significativa de este riesgo a largo plazo. Por ejemplo, prohibiendo el uso de amalgamas dentales para estas categorías vulnerables.

Dado el papel fundamental que ha desempeñado la UE en las negociaciones sobre el Convenio de Minamata, el contenido de este se ha inspirado en gran medida en la legislación de la Unión. El Reglamento sobre el mercurio impone además una serie de normas que hacen que la UE esté en vías de ser la primera de las economías mundiales sin mercurio. Entre estas normas están las que ponen fin a toda utilización del mercurio en procesos industriales y prohiben todo nuevo uso del mismo en los productos y la industria, salvo que se demuestre que es necesario para la protección de la salud y el medio ambiente.

La primera reunión de la Conferencia de las Partes en el Convenio de Minamata sobre el Mercurio tendrá lugar del 24 al 29 de septiembre de 2017 en Ginebra, Suiza. El segmento de alto nivel, que tendrá lugar los días 28 y 29 de septiembre, pondrá de relieve el compromiso de la comunidad internacional para con el Convenio de Minamata.

Debemos tener en consideración que el mercurio es una sustancia química con efectos neurotóxicos que se utiliza en procesos industriales y en una gran variedad de productos tales como baterías o termómetros. El mercurio liberado en el medio ambiente entra en la cadena alimentaria y se acumula principalmente en los peces. La exposición a altos niveles de mercurio puede ser nociva para el cerebro, los pulmones, los riñones y el sistema inmunitario.

A lo largo de los últimos veinte años, la UE ha elaborado un importante bloque legislativo que abarca todos los aspectos del ciclo de vida del mercurio, desde su extracción primaria a su eliminación definitiva, pasando por medidas que regulan el comercio, la contaminación por esta materia y los productos que la contienen.

Acerca del Autor

Redazione

Panorámica Latinoamericana es una plataforma informativa, de investigación y análisis, especializada en las relaciones birregionales Unión europea-América Latina y Caribe o CELAC-UE. Nuestro objetivo es lograr mayor acercamiento, entre estas regiones, basado en el conocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *