Estamos en víspera de la Cumbre CELAC – Unión europea. La Primera Cumbre CELAC-UE 2013 de Santiago de Chile creó el capítulo 7 “Cuestiones de Género”, la Segunda Cumbre CELAC-UE de Bruselas propone la creación de un diálogo en un espacio birregional para el intercambio de experiencias y cooperación destinado a fomentar la igualdad de género y la capacitación de las mujeres en los diferentes ámbitos del diálogo UE-CELAC.

Para el Foro de la Mujer de EuroLat, creado en mayo 2010, es prioritario reforzar las relaciones birregionales. Centroamérica, compuesta por países que han luchado por su autonomía, por su independencia, cuya ciudadanía, en parte, ha migrado al norte, a los Estados Unidos, también a la Unión europea, es la sede de nuestro encuentro. Un inicial trabajo del Foro de la Mujer realizado en Milán nos permitió conocer, mediante una encuesta, la migración de mujeres centroamericanas, su composición, sus aspiraciones, sus tristezas. En Milán, ellas residían en una sociedad consolidada, con roles definidos, pragmática con poco tiempo para entender la carga emotiva de aquellas que llegaban a buscar una nueva vida. Su trabajo, desempeñado con calidez familiar permitía a tantas otras mujeres europeas, lograr su independencia económica, su realización laboral. Renunciar a su propia familia para cuidar otras familias, es lo que vive y padece la migración latinoamericana, pero esta condición significa también una liberación. En otros casos, sus hijos no se adaptan y se crea un espiral de violencia inexplicable. Más problemas al problema que deben resolver.

A diferencia de las mujeres migrantes, otras mujeres, las cuales no integran plenamente el tejido social y político en la sede de sus residencias, tantas otras mujeres deben participar en los procesos de integración regional que reflejan muy poco su desarrollo, enfrentan los problemas ambientales, trabajan por lograr el empoderamiento económico luchando contra los estereotipos y buscan el empoderamiento del conocimiento. A todo esto, la mujer indígena debe agregar, mayores dificultades.

El Capítulo de Género CELAC-UE no comprende tácitamente todos estos retos pero puede incorporarlos si las mujeres definimos cuál es la participación femenina que deseamos desempeñar en el desarrollo, en el reforzamiento de las relaciones birregionales que nos permitirá participar plenamente en la creación del espacio CELAC-UE.

Por ello, este Encuentro del Foro de la Mujer de EuroLat, constituye una importante oportunidad de reflexión sobre el camino que debemos construir juntas, las mujeres europeas y latinoamericanas, una numerosa población occidental, que pide mayor participación. Dependerá de nosotras lograrlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here