La Mujer en el Islam, un seminario presentado por diputados europeos, alguno de ellos musulmanes como el dr. Syed Kamall y Wajid Khan ambos de Reino Unido. Este panel se centraba en derribar los prejuicios que existen en occidente con relación al Islam y el maltrato a las mujeres, la discriminación hacia las mismas. Para ellos, era importante transmitir la idea que el Islam era una religión de avanzada ya que en los países de religión musulmana las mujeres votaban antes de la primera guerra mundial y occidente, sólo después de ese acontecimiento bélico, concedió el voto femenino.

No obstante la autocrítica se hacia evidente, los panelistas reconocían que un panel de sólo hombres que hablasen de emancipación femenina cuando deberían hacerlo las mujeres, no era lo más apropiado, sin embargo, exhortaban la necesidad de modelos en el ámbito de la política, donde las mujeres desenvuelvan un lugar relevante en la sociedad. La exhortación también consideraba que todo lo que representa a la Mujer se encuentra en el centro de la cultura musulmana y debe ser ayudado como una forma de integración.

El deseo de promover la igualdad fue repetido: igualdad sin estereotipos. El Islam no es misógino, el Corán declara “vive y deja vivir” aunque sostuvieron que los musulmanes viven mucho en el pasado, ese grandioso pasado que los ve como reyes de la astronomía, se debe dejar de lado esa historia para modernizarse y vivir el presente adecuándose a la vida actual. Se señaló la necesidad de revisar algunas prácticas introducidas por un discípulo de Mahoma quien “maltrataba a las mujeres e impuso la celebración de los ritos separados, la prohibición incluso del ingreso de las mujeres en la Mezquita. Se cometen delitos en nombre de la fe, es de esto de lo que se debe hablar, sobre como parar a esa gente  y dejar de hablar del pasado” señaló el diputado Wajid Khan agregando “no puedo olvidar que soy hijo de una mujer, esposo de una esposa y padre de hijas”

El Imam Cari Asim, se refirió al matrimonio obligatorio sin embargo señaló que el Islam ha dado el derecho a las mujeres de elegir su marido como lo refiere un episodio de la época de Mahoma. Sin embargo, señaló, hay países como India, Siria donde las niñas son dadas en esposa y que este problema debe ser enfrentado. Por otro lado, recordó que en los 38 años de matrimonio de Mahoma,  éste nunca utilizó la violencia contra su esposa. Con relación a los terroristas se ha establecido que estos son alejados de la comunidad y no se puede rezar por ellos, no hacen parte del Islam.

Luego de este panel, dieron la palabra a las Mujeres, la primera en intervenir fue Seyran Ates, abogada y activista alemana de origen turca quien llegó desde Alemania. Ella ha fundado la Mezquita liberal en Alemania y tiene un sito web www.stopextremism.eu

Aseveró que la situación de las Mujeres,  ante una religión patriarcal, monoteista, donde se habla de un solo hombre, un hombre amoroso y castigador, donde se depende de la interpretación de los hombres ya que son la única autoridad y debe ser aceptada por las mujeres quienes tienen un segundo rol, se les concede el rol de imitadoras. Señaló que ella trabaja para cambiar su religión pues las mujeres tienen una vida muy difícil, no pueden luchar por una mejor situación, muchas mujeres rechazan el jihad para no darles poder a los hombres, ellas luchan por una vida equitativa social y pública.

Relató que a raíz de la apertura de la Mezquita ha recibido insultos por mail, amenazas de muerte, su visita a Bruselas ha obligado a que tenga una escolta de ocho hombres, tres de ellos alemanes que la acompañaron desde Alemania. Una Mezquita que fue inaugurada el 16 de junio de este año, relató una de las amenazas de muerte de parte de un musulmán y dio lectura a un terrible mensaje, el mismo que ella entregó a la policía. Se activó un procedimiento, le enviaron al autor del mail una citación, pues, sus amenazas comportan una pena. A lo que el autor del mail le volvió a escribir pidiéndole que retirase la denuncia porque él nunca había tenido la intención de hacerle daño y que una condena de ese tipo le iba a crear problemas en su carrera, en su economia, en su familia. Ella no lo ha hecho, considera,  que en el corazón del autor del mail, no hay bondad y que su reacción responde al temor de una sanción.

Sobre la instrucción de las mujeres musulmanas, señaló que ellas no pueden instruirse ni trabajar, son obligadas a estar en la casa y son castigadas fisicamente, están bloqueadas en la auto-determinación. Presentó el ejemplo que tanto una mujer occidental desnuda colocada en un auto para una publicidad tiene el mismo significado de objeto sexual de una mujer musulmana que debe cubrirse los cabellos con un velo, también ella es considerada un objeto sexual.

Finalmente, concluyó que son los hombres quienes deben ser ayudados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here