Uno de los índices económicos más importantes es el riesgo país (EMBIG), que explica el aumento o reducción del costo de endeudarse en el exterior y sirve para atraer inversionistas extranjeros.

A continuación analizaremos el riesgo país de algunas economías de América Latina. El EMBIG de Chile muestra un deterioro de 3 puntos, respecto a agosto, mes en el que obtuvo una puntuación de 124. A pesar de este deterioro, el indicador de riesgo país de Chile es el menor índice en la región.

El impacto del fenómeno de El Niño costero, al igual que los casos de corrupción de las empresas constructoras brasileras, fueron los factores que ocasionaron una reducción de las expectativas de crecimiento económico en el Perú. Sin embargo, este país se sigue posicionando como uno de los países más sólidos de la región, es por ello que el índice de riesgo país muestra una mejora en el mes de setiembre (144 puntos), 12 puntos menos que en agosto.

A pesar del contexto externo desfavorable para Colombia, como es el menor precio esperado del petróleo, la débil demanda exterior y la lenta recuperación de la inversión privada, el EMBIG colombiano ha mostrado una mejora, al pasar de 201 puntos en agosto a 189 en setiembre.

En el caso de México, el EMBIG, en setiembre, fue de 241 puntos. Esta cifra, al igual que en los demás países, es la menor alcanzada en 2017, lo que muestra una mejora de la confianza de los inversionistas extranjeros, a pesar de los niveles altos de inflación.

Brasil, a pesar de los casos de corrupción a nivel de Gobierno y la recesión económica de los últimos dos años, finalmente ha mostrado una leve recuperación de su economía, al presentar un PBI de 0.2% en el segundo trimestre de 2017. Este ha sido un factor importante para obtener, en setiembre, un EMBIG de 251 puntos, 14 puntos menos que en agosto del presente año.

El Gobierno argentino se ha mostrado optimista, asegurando que el costo para colocar deuda serán más bajos. A la fecha, el EMBIG muestra una reducción de 40 puntos respecto a agosto, pasando a 388 puntos.

Los países latinoamericanos han mostrado una mejora en lo que respecta al índice de riesgo país. El 2017 ha sido un año en el que el entorno internacional se ha visto deteriorado, viéndose perjudicados, principalmente, los países emergentes en general. A pesar de este contexto, los países de América Latina han reaccionado de manera oportuna y correcta, mediante políticas fiscales y monetarias, que han permitido mejorar la confianza para los inversionistas extranjeros.

Compartir
Artículo anteriorSakharov Prize 2017. Dos candidatos de Seis son Latinoamericanos
Artículo siguienteÍndice de Competitividad Global: Perú 72/137
Javier Zuniga Quevedo
Doctor en Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid - España, Maestría en Administración (Universidad Autónoma de Guadalajara – México) y Maestría en Administración Pública (Instituto de Estudios Superiores en Administración Pública en México D.F.). Economista de la Universidad de Lima (1974). Ha sido Decano de la Facultad de Economía de la Universidad de Lima durante 14 años y Catedrático Principal de Economía. Actualmente es Gerente General de Asesoría y Negocios Financieros S.A. - ASFINSA, Vocal de la Sala Especializada en Protección al Consumidor del INDECOPI y Director de distintas empresas privadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here