Hecho en México: Nacionalismo expansivo con un resorte para aumentar la producción.

199 visitas Deje un comentario

La historia económica mundial vive con un péndulo entre la liberalización y el proteccionismo. El mundo ha avanzado en los últimos decenios a velocidad constante hacia la liberalización.

El primer freno y la gran desilusion la procuró el terrorismo islámico el 11 de spetiembre del 2001; le siguió la crisis económica que agregó incertidumbre a la inseguridad. De ahí en adelante, es casi, un boletín diario de guerra y alto nivel de inseguridad.

El comercio internacional, de 2011 a 2014, creció a una tasa inferior al 2% anual, notablemente más lento que en el período anterior a la recesión. El 2015 el comercio mundial se ha ralentizado aún más, con un crecimiento marginal y principalmente relacionado con un aumento del comercio de servicios.  A esta desaceleración sumamos la agitación económica y política en diversas partes del mundo.

No todas las áreas del mundo han sufrido los efectos del mismo modo, la más afectada ha sido y sigue siendo la europea y la medioriental. El área latinoamericana, que emprendiò un camino lento pero seguro hacia la liberalizacion de sus regulaciones, de su economía, ha mantenido la ilusión del crecimiento. Sin embargo, la percepción ha cambiado con la campaña política norteamericana y el ataque del candidato Trump a México, al Acuerdo NAFTA, y todo cuanto pueda significar un vínculo con la globalización. Lo peor, es que es el único candidato quien luego de haber asumido la presidencia cumple sus promesas electorales.

Por ello, es de resaltar, el retorno al “nacionalismo” expansivo de México. Un nacionalismo expansivo cargado de contenido político, lo acaba de manifestar Enrique Peña Nieto con: “Hecho en México”, símbolo de calidad y confianza.

schermata-2017-02-02-alle-16-45-20

“Un sello para los consumidores dentro y fuera del país, cuando alguien vea en un producto el distintivo con el águila mexicana, tenga la certeza de que está comprando un producto bien hecho.”

Peña Nieto se dirigió a los dirigentes empresariales y a su pueblo, un pueblo nacionalista, que él quiere unir y enfrentarlo a quien lo humilla, no respondiendo en tono de guerra, sino, en tono de objetivos productivos, el resorte para aumentar la producción.

La circunstancia se presta, precisamente el reciente Informe de la UNCTAD nos informa que en México cayeron los flujos de la IED en 20% al pasar de 33 mil millones de dólares a 26 mil millones de dólares.

Sin embargo, Peña Nieto puso en evidencia que el modelo económico adoptado por México hace 30 años, basado en la apertura, la competencia y la integración productiva, los ha llevado a ser una economía “que exporta productos de alta manufactura.” Siendo el primer exportador de manufacturas de media y alta tecnología de América Latina, como porcentaje del PIB y el tercero del G-20, sólo detrás de Corea del Sur y Alemania.

Un estímulo para mejorar la calidad cuando propone “los productos mexicanos que porten el sello “Hecho en México”, tendrán que garantizar que se producen bajo estándares de calidad bien definidos.”

Este impulso económico va acompañado de una concreta reducción del universo regulatorio existente, por lo cual “se obligará a todas las entidades del sector público a que al emitir una nueva regulación que implique costos para los particulares, también se comprometa a desaparecer dos existentes; por uno nuevo, dos regulaciones menos o dos menores obligaciones que deban de cumplir.”

Concluyó “el impulso a lo Hecho en México es justamente eso. Lo Hecho en México es sinónimo de calidad y un motivo de orgullo para todos”

Acerca del Autor

Isabel Recavarren

Peruana. Abogada. Periodista. Egresada de la Universidad Mayor de San Marcos. Especializada en Organismos Regionales e Internacionales de Desarrollo, Universidad de Piura y en Derecho y Economía de la Unión Europea-Universidad Statale di Milano. Doctor en Derecho Internacional de la Economía-Universidad Luigi Bocconi. Fundadora del CEFIAL-UE y de Panorámica Latinoamericana. Coordina el Foro Euro-Latinoamericano de la Mujer. El conocimiento en las personas genera desarrollo y éstas constituyen el mejor recurso de una Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *