Lenin Moreno, presidente del Ecuador, es un líder latinoamericano profundamente comprometido con los más débiles que requieren la atención del Estado. En un asalto que sufrió en 1998 recibió el disparo de un delincuente que lo dejó paralítico. Tras una larga convalecencia, se convirtió en Director Nacional de Discapacidades. Moreno, y usando el humor,  desarrolló en varios libros un sentimiento colectivo. 

Reconocido promotor de los derechos de las personas con discapacidad, mediante dos programas solidarios: Misión Solidaria “Manuela Espejo” y el Programa “Joaquín Gallegos Lara”. En 2013, fue nombrado enviado especial sobre Discapacidad y Accesibilidad de Naciones Unidas y alentó en la frontera con Perú, un programa que tuvo el respaldo de la población y de  funcionarios públicos comprometidos con su función, como el sociólogo Julio  Rojas Julca y el  diplomático Vicente Rojas Escalante, quienes venciendo la indiferencia de su gobierno nacional (cuya pareja presidencial, ahora en la cárcel),  elegia  a su primera dama como  embajadora  de la quinua en Bruselas, en contubernio con el director de la  FAO.

Lenin nació en  1953 en la amazonía ecuatoriana, en Nuevo Rocafuerte, Orellana. Hijo de maestros de escuela.  Su padre fue cuatro veces legislador. El nombre “Lenin” lo eligió su progenitor en honor de Vladímir Ilich Uliánov, Lenin. Contrajo matrimonio con Rocío González, con la que tuvo tres hijas: Irina, Cristina y Carina

No terminó las carreras de Medicina y Psicología. Fue expulsado de la universidad por participar en una huelga de estudiantes. Licenciado en Administración Pública por la Universidad Central del Ecuador, se desempeñó como profesor secundario y posteriormente creó una empresa para la promoción del turismo en Ecuador. 

Participó en la creación de la Cámara de Turismo de Ecuador, llegando a ser Director Ejecutivo de la Federación Nacional de Cámaras de Turismo.

En el año 2007, fue elegido vicepresidente de la República, reelegido para el período 2009-2013. Hombre de confianza del presidente Rafael Correa desde la fundación del Movimiento Alianza PAÍS, en 2006. Lenín Moreno, es reconocido como un hombre conciliador que fue el artífice de la campaña de 2008 “Sonríe Ecuador, somos gente amable”, que buscaba promover la tolerancia y la convivencia entre ciudadanos.

Candidato oficialista, representando la voz dialogante de la llamada Revolución Ciudadana, resultó ganador en las elecciones presidenciales de Ecuador de 2017 con el partido Alianza País, aunque sin reunir votos suficientes para ganar los comicios siendo necesaria una segunda vuelta electoral que lo eligió como presidente de su  país.

La fortaleza moral de Lenin Moreno motiva a Manuel Romero Caro, fundador de Gestión, primer diario de economía  y negocios del Perú, quien vuelca su mirada al Ecuador para destacar la inseparable  relación  entre Política, Economía y Etica. La siguiente crónica es un recuento de la gestión presidencial de  Lenin Moreno:

Cuando el 24.05.17 asume Lenin Moreno la presidencia de Ecuador, encontró un país en una situación económica comprometida y con evidentes síntomas de corrupción en diversas obras públicas.

Es así que resultó involucrado el vicepresidente de Moreno (Jorge Glas) con la red de corrupción de Odebrecht (Odb). Y después de las elecciones, O Globo de Brasil difundió un audio con una conversación comprometedora para Glas. Por lo que el Presidente Moreno el 03.08.17 retiró de todas sus funciones a su vicepresidente. 

Posteriormente se presentó un demoledor informe sobre los indicios de corrupción en los proyectos del sector hidrocarburos. Y el 25 de agosto el presidente Moreno anunció que había dispuesto que se contraten auditorías internacionales en 5 proyectos del sector hidrocarburos sobre los que han surgido dudas sobre su calidad y sospechas de corrupción.

Respecto a la lucha anticorrupción, Lenin Moreno ha evidenciado un firme liderazgo y ha adoptado medidas correctas. Es por ello que su ejemplo contrasta con el caso peruano frente a desafíos similares. En repetidas oportunidades se ha solicitado al gobierno que se efectuaran auditorías internacionales sobre los proyectos con indicios de corrupción. 

La respuesta fue negarse a revisar el pasado y publicitar el fracasado destrabe de los mega-proyectos. Demás está recordar que PPK ha hecho de todo menos liderar la lucha contra la corrupción. 

Asimismo en Ecuador, frente a los indicios de corrupción en la Refinería del Pacífico , en construcción, el Presidente Moreno enfatizó que “si no hay interesados (en invertir) debe quedar descartado”, afirmando que ha habido una “enorme irresponsabilidad” en el sector hidrocarburos. Lo que claramente contrasta con la decisión de seguir adelante con la nueva refinería de Talara, un proyecto cuyos costos  al fisco no se justifican.

De otro lado Josef Maiman señaló que en relación a Odb y al colaborador Jorge Barata, ellos no están diciendo todo, y que solo acusan de acuerdo con sus intereses empresariales y personales. 

Y esto es relevante porque habiéndose levantado la restricción judicial que existía para la venta de Olmos, y sobre todo Chaglla, su mayor activo, resulta indispensable que el gobierno, disponga lo conveniente para cautelar fondos suficientes para la reparación que se tiene que entregar al gobierno. 

Y no me estoy refiriendo a los 4 proyectos que actualmente se están considerando para la reparación; sino a las reparaciones por sobornos que todavía no se conocen aquí, pero que estoy convencido que se conocerán. Y las reparaciones deben de cubrir por lo menos los sobrecostos y ganancias ilícitas realizadas o por realizar.

Si ya se ha comprobado que los ex ejecutivos de Odb no están diciendo todo lo que saben en materia de sobornos, hay que actuar en consecuencia. Es que continuamente aparecen nuevas revelaciones, como la difundida por El País de España, en el sentido que Odb entregó fondos a un ex vicepresidente de PetroPerú; a un árbitro (17 laudos favorables a Odb en procesos contra el Estado) y a otros. Y varias de estas transferencias se relacionarían con proyectos que no son los que se están incluyendo para el cálculo de la reparación. El problema es que cuando se incluyan, Odb ya no tendrá activos en el Perú con los cuales garantizar dichos pagos.

“Como ya resulta obvio que a estas alturas del proceso PPK no va a liderar la lucha contra la corrupción, cuando menos el gobierno debe de dar señales claras que está comprometido con la misma. Lamentablemente las últimas señales que se están recibiendo no van precisamente en ese sentido”, concluye Romero  Caro, liderando un periodismo moderno, inseparable de la verdad  y las buenas prácticas de la convivencia de un país en busca de una democracia integral, señala Gestión (25/09/2017)

No podemos concluir esta crónica sin señalar la  deuda que Chevron tiene con el Ecuador, especialmente de los pobladores de la amazonía que murieron intoxicados por consumir agua con relaves de petróleo y otros químicos. Ecuador ha tenido que pagar US$ 112 millones  a la empresa petrolera estadounidense Chevron, cumpliendo un reciente fallo de una corte federal de Washington, la que confirmó una sentencia previa por denegación de justicia en este país. Chevron ganó una demanda en el 2006 por denegación de justicia y demora de procesos judiciales en cortes ecuatorianas que no resolvieron siete demandas comerciales presentadas entre 1991 y 1993 por Texaco, empresa  que fue comprada por Chevron  en 2001. Tal sentencia de una corte federal de Washington confirmó  un fallo previo  de la Corte Internacional de La Haya.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here